Bebés

Tratamiento para la infección neonatal

Uno de los problemas que puede sufrir el recién nacido y que más urgencia médica requiere es la infección neonatal. ¿Qué debemos saber sobre ella?

Infección neonatal
Lo que hay que saber sobre la infección neonatal

La infección o sepsis neonatal es una infección bacteriana o de otros microorganismos en la sangre. Se inicia dos o tres días después del nacimiento. También puede comenzar entre los tres y siete días posteriores, y entonces se denomina sepsis tardía.  La sepsis neonatal es causada por bacterias que pasan desde la placenta al bebé durante el parto. En el caso de la sepsis tardía, la causa son bacterias del entorno hospitalario. A continuación, analizaremos cuando debes sospechar el problema y los tratamientos para la infección neonatal más efectivos.

Factores de riesgo y síntomas de la infección neonatal

Los problemas en las condiciones del embarazo, salud fetal y salud materna son factores que pueden aumentar el riesgo de sepsis neonatal:

  • Parto prematuro (3 semanas antes de la fecha prevista).
  • Sufrimiento fetal.
  • Bebés de bajo peso al nacer.
  • Ruptura de fuente más de 18 horas antes del parto.
  • Bacterias estreptocócicas en el área vaginal o rectal.
  • Líquido amniótico anormal.
  • Mal olor fetal en el momento del nacimiento.
  • Enfermedades infecciosas en la madre.

Las consecuencias para el pequeño

Los síntomas de infección neonatal aparecen dentro de las 24 horas del nacimiento, aunque pueden revelarse después de las 48 horas. Lo recomendable es consultar de inmediato con el pediatra, ya que se trata de una situación crítica y puede causar fallos en varios órganos:

  • Fiebre o cambios de temperatura.
  • Respiración rápida, dificultades para respirar, apnea.
  • El bebé no toma el pecho materno.
  • Abdomen hinchado.
  • Vómito de color amarillento.
  • Diarrea.
  • Erupciones, enrojecimiento del área alrededor del ombligo.
  • Piel amarillenta o pálida, fría y húmeda.
  • Latidos rápidos o demasiado lentos.

Tratamiento de la sepsis neonatal

El tratamiento depende de la gravedad o avance de la infección. Probablemente el bebé sea hospitalizado durante el tratamiento.

Si la sepsis es leve puede controlarse con antibióticos.  El antibiótico adecuado se selecciona en base a resultados de cultivos; para saber si se ha dominado la infección se realizan cultivos y estudios hasta que muestren que no hay bacterias.

Los antibióticos se administran por vía intravenosa y el bebé puede necesitarlos hasta por tres semanas. Se complementan con suero y líquidos intravenosos para ayudar al fortalecimiento de las defensas del bebé. Los casos más graves pueden necesitar oxígenoterapia. En el caso de infección neonatal causada por HPV o HSV, se utilizan medicamentos específicos.¿Qué es la infección neonatal?

Prevención

Es muy difícil prevenir la sepsis neonatal, pero si la madre o el bebé están dentro del grupo de riesgo, pueden tomar medidas como:

  • Tratar las enfermedades infecciosas de la madre.
  • Controlar la asepsia del lugar de nacimiento.
  • Informar de cualquier cambio o la rotura de bolsa de aguas a tu médico para definir la estrategia, como, por ejemplo, acelerar el parto o una cesárea.

Ahora que ya sabes más sobre la infección neonatal presta atención a los síntomas. Si se actúa rápido y en forma correcta, no quedará ninguna secuela. ¡No lo dejes pasar!

Lo último en Salud

Últimas noticias