Ictus

¿Sabes lo que es el derrame cerebral?

El ritmo de vida actual y algunos factores de riesgo como la obesidad o el sedentarismo, contribuyen a la aparición del derrame cerebral. ¿Qué debemos saber sobre él?

El derrame cerebral
Curiosidades sobre el derrame cerebral

El derrame cerebral es una de las emergencias médicas más temidas a nivel mundial. Un cuadro clínico que puede dejar lesiones permanentes entre sus afectados y hasta provocar la muerte. Identificar sus síntomas y actuar con prontitud es necesario para minimizar en lo posible las secuelas; los minutos posteriores a los también conocidos como accidentes cerebrovasculares son literalmente de vida o muerte.

Médicamente, el derrame cerebral se produce cuando el flujo sanguíneo en determinadas partes del cerebro se ve interrumpido. Esta anomalía provocará una terrible reacción en cadena, que comienza por la muerte de las células dentro de las zonas afectadas.

En líneas generales, existen dos clases de derrames. Los más comunes (un 80% de los casos) se denominan isquémicos. Un coágulo de sangre impide el flujo de sangre a determinadas áreas. Los hemorrágicos son menos frecuentes: como bien lo indica su denominación, la sangre se riega dentro del cerebro después que los vasos sanguíneos estallan.

Síntomas

Aunque en muchos de los afectados el derrame cerebral no muestra síntomas tempranos, por lo general en cuanto estos eventos se presentan, los fuertes dolores de cabeza y mareos también hacen su aparición. La pérdida del equilibrio e incapacidad para caminar son otros rasgos comunes.

Puede pasar que quienes sufran estos accidentes pierdan la visión en uno o ambos ojos. Lo mismo que sufran de ataques de náuseas y vómitos, junto con fiebre alta de manera repentina, sin que se sospeche de alguna afección de tipo viral. El entumecimiento del rostro, un brazo y una pierna (todo del mismo lado), además de convulsiones y pérdida de la conciencia, ya son señales inequívocas.El derrame cerebral

El derrame cerebral: diagnóstico y tratamiento

El traslado de los afectados a un centro de salud es prioritario. También lo será para los médicos tratantes localizar el sitio exacto donde tuvo lugar el accidente y determinar los alcances del mismo. Entre los primeros exámenes que se aplican están el TAC de cabeza o una resonancia magnética. Eventualmente se pueden solicitar análisis de sangre.

Con los resultados de estas y otras pruebas, los especialistas estarán en capacidad de ordenar la administración de algún anticoagulante o de un activador tisular plasminógeno. Algunos casos requieren de intervenciones quirúrgicas para liberar las obstrucciones o corregir alguna malformación arteriovenosa.

Factores de riesgo

El derrame cerebral tiene factores de riesgo que no se pueden evitar. Un número importante de casos ocurre entre quienes tienen familiares que vivieron este tipo de situaciones. De igual forma, las personas de piel oscura son más propensos, estadísticamente hablando, a sufrir accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, los ‘sospechosos habituales’ de mayor peso son los de siempre: obesidad, problemas de presión arterial, sedentarismo, entre otros. Una razón más para procurar llevar una vida equilibrada, con mucha actividad física y lejos del estrés.

Lo último en Salud

Últimas noticias