Enfermedades cardiovasculares

¿Sabes lo que es la cardiopatía isquémica?

Entre las patologías y riesgos cardiovasculares, se encuentra la llamada cardiopatía isquémica. ¿Sabes en qué consiste? Aquí te contamos un poco más sobre ella.

La cardiopatía isquémica
Salud y la cardiopatía isquémica

Las cardiopatías son, en general, las enfermedades del corazón. Pero cuando hablamos de cardiopatía isquémica, se trata de una dolencia en las arterias coronarias. Este problema es causado principalmente por la arteriosclerosis, es decir, el estrechamiento de estos vasos por acumulación de placas de grasa. Las causas son variadas, pero el síntoma principal es la falta de oxígeno en el corazón. Precisamente esto se denomina isquemia.  Aprende más sobre la cardiopatía isquémica y cómo prevenirla.

Cardiopatía isquémica: la enfermedad silenciosa

La cardiopatía isquémica es una falta de oxigenación del corazón, debida al estrechamiento de las arterias coronarias. Recordemos que las arterias transportan sangre purificada por todo el organismo, aportando oxígeno a los diversos órganos.

Cuando las arterias se estrechan por acumulación de placas ateromatosas, el corazón recibe menos sangre arterial y por lo tanto menos oxígeno. La falta de oxígeno en el corazón se denomina isquemia.La cardiopatía isquémica

Las causas

Las causas son variadas, pero los factores que más contribuyen al estrechamiento de las arterias son:

  • Colesterol alto.
  • Tabaquismo.
  • Diabetes.
  • Hipertensión arterial.
  • Sedentarismo.
  • Enfermedades vasculares.

Consecuencias agudas y graves

La cardiopatía isquémica puede provocar dolencias como:

  • Angina de pecho.
  • Infarto de miocardio.

Cualquiera de estas afecciones puede ser aguda, requiriendo un tratamiento de urgencia, o convertirse en crónica. No queremos alarmarte, pero si bien la mayoría de los pacientes tiene más de 60 años, cada vez son más los diagnosticados con cardiopatía isquémica alrededor de los 40 años o menos.

Lo más preocupante es que las personas con isquemia cardíaca pueden tener un episodio isquémico sin darse cuenta, ya que no tiene síntomas como dolor o señales de advertencia. De hecho, un ataque al corazón se produce después de varios años de bloqueo de las arterias.

Tratamiento de la cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica puede detectarse con anticipación si se realizan estudios como electrocardiograma, prueba de esfuerzo o ecografías cardíacas.  Si es el caso, el médico puede recetar medicamentos.

Sin embargo la mayoría de las veces es aguda, y se debe realizar una cirugía. El tratamiento quirúrgico consiste en la colocación de un “stent”, que permite mantener un buen diámetro de las arterias, o la revascularización mediante el injerto de un vaso extraído de la pierna.

La isquemia cardíaca crónica es una de las enfermedades más frecuentes en los países desarrollados. El tratamiento consiste en cambios en el estilo de vida, control de los factores de riesgo, fármacos o técnicas quirúrgicas según corresponda.

Consejos de prevención

La cardiopatía isquémica se puede prevenir. Sigue estos consejos:

  • Dejar de fumar. En punto a los problemas cardíacos no existe “fumar poco”: un cigarrillo implica el mismo riesgo que medio paquete.
  • Realizar actividad física en forma regular. Treinta minutos por día de actividad física moderada ayudan a oxigenar el organismo y bajar de peso.
  • Evitar el exceso de sal, azúcar y grasas saturadas. Preferir alimentos frescos y naturales.
  • Cuidar el peso. El sobrepeso y la obesidad representan uno de los más graves problemas de salud pública en España.

Es muy importante mantener nuestra salud y controlar el corazón. Si tienes predisposición genética o factores de riesgo, realiza los controles periódicamente. ¡Consulta con tu médico!

Lo último en Salud

Últimas noticias