Por qué tengo la GGT alta

GGT: Gamma glutamil transpeptidasa
Causas que provocan una GGT alta

La gamma glutamil transferasa, es lo que se conoce como GGT. Se trata de una enzima presente en las células del hígado y que en un estado hepático normal se conservan allí. Cuando hay ciertos daños en este órgano la GGT se filtra al torrente sanguíneo siendo posible la detección por medio de un análisis de sangre. Medir los niveles de GGT suele realizarse sobre todo en el caso de aquellos pacientes en los que existe alguna sospecha de una anomalía hepática. A continuación te explicamos por qué tengo la GGT alta.

Valores normales de GGT

Lo normal es que oscile entre los 0 y 51 unidades por litro. Esta cifra puede cambiar de un laboratorio a otro, de ahí que en la prueba de sangre se concrete los niveles sobre los que debe rondar la GGT.

En el caso de que estos niveles se encuentren demasiado altos hay varios motivos que pueden explicarlo. Principalmente se debe a un problema hepático o a enfermedades vinculadas con el hígado. No se trata de un valor que surja en la analítica por casualidad, por lo que será necesario que un médico realice un control para determinar los motivos.

CGT alta en los siguientes casos

  • Cirrosis hepática a causa de un elevado consumo de alcohol, provocando la cicatrización del hígado y el incremento de estos valores.
  • Uso de medicamentos tóxicos para este órgano.
  • Alcoholismo.
  • Hepatitis: situación hepática que modifica los niveles de esta enzima.
  • Insuficiencias cardíacas.
  • Pacientes diabéticos, sobre todo en el caso de aquellos que no siguen las recomendaciones de los profesionales.
  • Alteraciones que impiden el adecuado flujo de la bilis al hígado.
  • También puede ser un tumor o una isquemia.

Como acabamos de comprobar hay varios motivos que provocan unos niveles de GGT altos. No dudes en acudir a tu médicos cuando haya valores anormales de esta enzima. En función del origen podrá determinarse un tratamiento u otro.

Se suele solicitar una prueba de GGT cuando una persona presente síntomas de un problema de hígado, como pueden ser pérdida de apetito, vómitos, fatiga, debilidad, rasquera, inflamación abdominal, excremento con color débil u orina oscura.

Lo último en Salud

Últimas noticias