Embarazo

¿Qué sucede en la semana 30 de embarazo?

¿Qué sucede en la semana 30 de embarazo?
¿Qué sucede en la semana 30 de embarazo?

En la semana 30 de embarazo suceden muchas cosas. Ya no queda tanto para que la madre pueda ver a su bebé y hay diversos cambios tanto para el pequeño como para la futura madre. Entre estos cambios hay que destacar lo que pesa el bebé en estos días. Depende de cada uno, pero los estándars básicos establecen que va a pesar sobre un kilo y medio y que sus medidas serán de unos 45 cm aproximadamente.

La madre debe pasar por los controles establecidos y ahora también se examina al bebé para que su crecimiento sea el general. Pues si se empieza a notar un bajo peso hay que preguntar por qué y adoptar una serie de protocolos.

¿Qué cambios tiene el bebé?

En la semana 30 de embarazo las capas de vérnix siguen incrementando en su cuerpo, y esto es bueno porque representa la grasa que recubre el cuerpo y además sirve para regular su temperatura corporal.

Estas semanas quiere buscar su sitio dentro de la barriga de su madre y también tiene mucho que ver la posición en la que está para poder prepararse para el parto. Esto es porque para facilitar el parto el pequeño debe tener la cabeza hacia abajo. Pero esto todavía no es un problema en estos momentos

¿Qué cambios experimenta la madre?

Durante estos días muchos, porque la barriga ya tiene su forma, se notan las patadas del bebé, algunas acusan el cansancio y también se ha subido de peso.

Lo normal es subir sobre 12 quilos más en todo el embarazo, pero no hay una regla porque hay mujeres que suelen subir mucho más y tampoco pasa nada si están controladas.

Las futuras madres ven como las caderas y la pelvis empiezan a expandirse para facilitar el momento del parto. La madre suele estar en una montaña rusa porque queda menos y tine ganas de ver a su pequeño.

Los consejos que se dan para el tercer trimestre es descansar, hacer ejercicio pero sin pasarse demasiado, asistir a las clases preparto, seguir con los controles que dictan en el médico,  dormir, e informarse sobre el momento del parto, pero seguir con nuestra vida normal dentro de lo que se pueda,

Otros de los cambios, en este caso físicos que se pueden experimentar es que se suelen hinchar los pies y las manos, pero no pasa en todas las mujeres. Hay pruebas que determinan que la madre tiene retención de líquidos, anemia y diabetes temporal que se va cuando se acaba el embarazo. Pero en estos casos es mejor cuidarse y seguir las recomendaciones de los médicos.

En estos días las madres pueden notar algunas contracciones, pero son falsas no son del parto y se denominan Braxton Hicks.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias