arrugas

¿Qué son las arrugas prematuras y cómo evitarlas?

¿Se pueden prevenir y tratar las arrugas prematuras en la piel del rostro? En la práctica hay algunos consejos muy interesantes a tener en cuenta.

Las arrugas prematuras
Prevención de las arrugas prematuras

El envejecimiento de la piel es un proceso que tiene causas naturales, pero las arrugas prematuras aparecen por otras razones, relacionadas con los factores ambientales y el estilo de vida. Algunos hábitos nocivos, como la falta de sueño y el tabaco, aumentan los radicales libres, los compuestos de oxígeno que dañan las células. Pero este daño se puede revertir a tiempo, haciendo algunos cambios en la dieta y poniendo en práctica algunos tips para el cuidado de la piel envejecida.

Causas de las arrugas prematuras

Los rayos UV afectan directamente los procesos celulares en la producción de colágeno, un elemento esencial para la salud de la piel. La exposición al sol sin protección causa resequedad y pérdida de elasticidad, las causas más frecuentes de las arrugas prematuras.

Los hábitos y el estilo de vida tienen un gran impacto en el envejecimiento de la piel. Es esencial proteger la piel del sol, pero además es necesario mantenerla hidratada, utilizando una crema post solar humectante e hidratando el cuerpo por dentro. Es necesario beber las cantidades de agua necesarias, en torno a dos litros al día.Las arrugas prematuras

El estrés, el tabaco, un alto consumo de azúcar, el sueño insuficiente, la pérdida brusca de peso y una dieta deficiente, son factores que producen el envejecimiento prematuro de la piel. Por el contrario, los hábitos saludables se relacionan con una piel libre de arrugas: hacer ejercicio, consumir altas cantidades de antioxidantes y mantener un estado de ánimo positivo.

Cómo evitar las arrugas prematuras

Es posible prevenir las arrugas prematuras evitando las causas que las generan. Pero también se pueden reducir, comenzando por hacer un cambio en la dieta y en el estilo de vida en general. Consumir más alimentos antioxidantes y reducir los azúcares es fundamental para combatir los radicales libres que producen daños en la piel.

También es esencial el cuidado de la piel, comenzando por la hidratación. Para ello, se pueden utilizar cremas o productos naturales, preparando mascarillas caseras. Los humectantes naturales que ayudan a reducir las arrugas prematuras son el aguacate, el aceite de almendras, las zanahorias y el aceite de oliva extra virgen.

Por último, es necesario considerar las causas del envejecimiento prematuro y tomar medidas para revertir el daño. Si existe grasa en la cara y ha aparecido el doble mentón, esto se puede solucionar con ejercicios para el rostro. Cuando las arrugas son de expresión o de daño solar, pueden mejorarse con masajes faciales y otras técnicas terapéuticas estéticas, como dermoabrasión, luz láser o exfoliaciones terapéuticas.

Comparte este artículo con tus amigas para que todas puedan reducir las arrugas prematuras… ¡y también las que aparecen con el envejecimiento!

Lo último en Salud

Últimas noticias