Pulpo, un alimento proteico y bajo en grasas

pulpo
El pulpo puede ser una gran opción proteica

En la gastronomía española es uno de los alimentos más utilizados para algunos de los platos más populares. El pulpo. No se puede consumir fresco durante todo el año, pero sus propiedades lo convierten en unos de los alimentos más interesantes a tener en cuenta para todo tipo de dietas por su alto contenido en proteína y baja cantidad de grasas.

Beneficios y propiedades del pulpo

pulpo
En España el pulpo puede realizarse en multitud de preparaciones

A nivel de macronutrientes, el pulpo posee unas cualidades muy buenas. Por cada 100 gramos incorpora en torno a 160 kilocalorías. Se distribuye en unos 30 gramos de proteína, 2 de grasa y 4 de hidratos de carbono por cada 100 de producto. Esto lo convierte en un alimento poco calórico con un gran poder saciante por su alto contenido proteico. Una ración de pulpo puede aportar la cantidad idónea de proteína en una comida para mantener el cuerpo en un estado sano.

El pulpo puede formar parte de cualquier tipo de dieta, para personas que desean perder, mantener o aumentar su peso de una manera saludable.

Entre sus micronutrientes, este molusco aporta vitamina A, E, C, B1, B2, B3, B5, B6 y B12. Es una gran fuente de energía gracias a ello al igual que el pescado azul. También incorpora minerales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio.

El consumo de pulpo tiene diversos beneficios:

  • Mantiene y mejora las defensas por su alto contenido en zinc.
  •  Bajo aporte en colesterol a diferencia de otros mariscos y moluscos.
  •  No es demasiado calórico para ser un producto de origen animal.
El principal problema de comer este animal es que tiene un alto aporte de sodio, por lo que su consumo y el acompañarlo de sal debe de ser controlado en personas que puedan sufrir de hipertensión arterial.

Últimas noticias