Embarazada

¿Se puede coger sarampión en el embarazo?

¿Se puede coger el sarampión en el embarazo? En la práctica es perfectamente posible, y hay que tener especiales precauciones en esa etapa.

Qué sucede durante el octavo mes de embarazo
Octavo mes de embarazo

Es posible padecer de sarampión en el embarazo, y por ello es muy importante que la mujer y su entorno haga todo lo posible por prevenir la enfermedad; lo que es más importante, no hay que colocarse la vacuna cuando se está embarazada o se sospecha estarlo. ¿La razón? Ponerse la vacuna de sarampión en el embarazo o cuando se sospecha su existencia puede tener graves consecuencias para el bebé, ya que el virus vivo puede atravesar la placenta. Continúa leyendo y conoce un poco más sobre el padecimiento de esta enfermedad en la espera del bebé.

Sarampión en el embarazo: problemas más comunes

El sarampión no es, hoy en día, una enfermedad muy común. Sin embargo, todavía existen brotes de la misma es casi todos los rincones del mundo. Esta enfermedad viral es muy contagiosa y aunque en circunstancias normales no debería tener mayores complicaciones, durante el embarazo puede representar un riesgo importante para la salud del bebé y la mamá.El sarampión en el embarazo

Cuando una mujer embaraza se contagia de sarampión puede presentar una serie de problemas graves. Si el contagio ocurre en el primer trimestre del embarazo, puede ocurrir un aborto espontáneo; cuando el embarazo está más adelantado, el bebé puede desarrollar diferentes malformaciones e inclusive problemas cerebrales. De ahí la importancia de que la madre y su entorno hagan todo lo posible por evitar el contagio de esta enfermedad.

Una de las formas más efectivas para evitar el contagio de sarampión es poniéndose la vacuna. Como hemos visto, la vacuna no se debe colocar durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia, ya que podría ser peor el remedio que la enfermedad. La razón es que la vacuna contiene el virus vivo, el cual puede llegar a traspasar la placenta y generar los problemas anteriormente descritos.

Generalmente la vacuna contra el sarampión se coloca en la niñez, pero si la mujer no la recibió antes, no debe hacerlo mientras esté embarazada. Por esa y muchas otras razones, es importante que los padres cumplan con los esquemas de vacunación de sus hijos.

Síntomas del sarampión

Algunos de los primeros síntomas del sarampión pueden confundirse con la gripe. Sin embargo, si una mujer embarazada presenta alguno de los siguientes síntomas y sabe que ha estado en contacto con alguna persona que tenga sarampión, debe acudir inmediatamente al médico, quien le indicará el tratamiento más efectivo en su condición.

Los síntomas más comunes del sarampión son: fiebre, manchas en la piel, conjuntivitis, tos y rinitis, entre otros. El cuidado y atención durante esta etapa es clave para evitar que la salud del bebé y la mamá esté en riesgo.

Es posible coger sarampión en el embarazo, especialmente si la mujer no fue vacunada durante su niñez contra esta enfermedad. Es importante hacer lo posible para evitar el contagio en esta etapa.

Lo último en Salud

Últimas noticias