Oncología, a la cabeza

Novartis realizó una inversión de 100 millones de euros en 2021 e impulsó 225 ensayos clínicos en España

La mayor parte de la investigación realizada (118 ensayos, un 52,4%) se concentró en fases tempranas (I y II) del proceso de investigación y desarrollo de nuevos tratamientos

Novartis
Se está investigando con terapias avanzadas, génicas y celulares para patologías que no tienen alternativa de tratamiento.

El Día Internacional del Ensayo Clínico, que se celebra este 20 de mayo, es uno de los más importantes del año para Novartis ya que estos estudios constituyen el instrumento principal para mejorar y prolongar la vida de las personas a través del desarrollo de nuevos tratamientos innovadores que afronten y resuelvan los retos de la salud humana aún pendientes de solución. Como compañía farmacéutica innovadora, Novartis es consciente de la importancia de continuar innovando para transformar y mejorar el actual abanico terapéutico del que disponen profesionales y sistemas sanitarios para atender a los pacientes.

En 2021, la compañía ha avanzado en investigación y desarrollo de nuevos tratamientos en las áreas terapéuticas de cardiología, oncología, inmunología, neurociencia, oftalmología y respiratorio. Una inversión de 100 millones de euros en proyectos de I+D+i facilitó la realización de 225 ensayos clínicos en España de los cuales 118 fueron en fases I y II. En ellos participaron 2.173 pacientes que dieron valor y esperanza a la investigación y que contribuyeron a posicionar a la compañía como número uno en Europa en reclutamiento de pacientes.

Cada año millones de personas reciben el diagnóstico de una enfermedad. Gracias a los avances en investigación, en la mayoría de los casos su tratamiento es ahora muy distinto al de años atrás. Los ensayos clínicos son vitales para el descubrimiento de medicamentos innovadores que puedan curar o tratar enfermedades que aún no tienen solución. Sin ellos, los resultados y la calidad de vida de los pacientes durante y después del tratamiento serían totalmente diferentes y los fármacos actuales no existirían.

La realización de ensayos clínicos en hospitales y centros de investigación españoles tiene consecuencias muy positivas para los agentes implicados. Para el sistema sanitario, porque los ensayos atraen inversiones económicas para los centros. Para los profesionales sanitarios, porque suman reputación y experiencia al complementar su labor asistencial con la investigadora. Para la industria farmacéutica, porque puede contar con profesionales sanitarios e instalaciones clínicas adecuadas para impulsar su actividad investigadora y de desarrollo de nuevos medicamentos. Y, sobre todo, para los pacientes, que, gracias a los ensayos, pueden tener acceso temprano a los tratamientos más innovadores, aún no autorizados, lo que en determinadas patologías y cuando otros tratamientos han fracasado puede significar la propia supervivencia.

Ensayos descentralizados

Más del 10% de los estudios realizados en 2021 (26 de 225) pueden considerarse ya ensayos descentralizados. Es un innovador modelo en el que parte del proceso se realiza fuera del centro de investigación pero manteniendo los más elevados estándares de atención sanitaria, seguridad, precisión científica y calidad. Algunas de las novedades incorporadas con este enfoque son la realización de visitas médicas al paciente a través de plataformas de telemedicina, el uso de sensores y dispositivos móviles para la recogida de datos y la administración de medicación del ensayo en casa del paciente con el apoyo de enfermeras a domicilio. Hay otros elementos descentralizados que podrán irse implementando en el futuro como reclutamiento digital, envío de medicación de ensayo directamente a domicilio, participación de centros colaboradores cercanos al paciente (donde se puedan realizar procedimientos del ensayo), entre otros.

Estas innovaciones ofrecen beneficios significativos a los pacientes ya que, por un lado, se facilita el acceso a los ensayos clínicos, se ofrece mayor flexibilidad para cumplir con los requisitos y visitas del ensayo, minimiza la carga sobre pacientes y cuidadores (procedimientos realizados en su domicilio o en centro cercanos) y, al final, consigue mejorar la experiencia de los participantes en el ensayo. Por el otro, se perfecciona la recepción de datos en tiempo real de forma remota sin descuidar la privacidad, se personaliza más según las necesidades de cada estudio y se adapta a las necesidades de cada paciente, ya que algunos prefieren ir a una clínica y otros prefieren una visita a domicilio.

Gracias a esta flexibilidad que proporcionan los ensayos clínicos descentralizados, se puede agilizar el reclutamiento, facilitar la retención de los pacientes en el ensayo y acelerar así los tiempos de desarrollo en investigación clínica.

Investigación según territorio y área terapéutica

Novartis está investigando con terapias avanzadas, génicas y celulares para patologías que no tienen alternativa de tratamiento. Además, dispone de uno de los pipelines más amplios de todo el sector farmacéutico con el objetivo de desarrollar tratamientos aún más transformadores, de alta eficacia y primeros en su clase para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas.

Las comunidades autónomas que lideraron la participación en ensayos clínicos desarrollados por Novartis fueron Cataluña, con 199 ensayos; Madrid, que participó en 174; Andalucía con 108 y Comunidad Valenciana con 100. En cuanto a las principales áreas terapéuticas de investigación de Novartis, Oncología encabezó el cómputo total con un 61% de los estudios realizados, sobre todo distribuidos entre tumores sólidos y hematología. Le siguen el área de Inmunología, Dermatología y Hepatología, con un 15,56% de los ensayos; y otras áreas de investigación como Cardiovascular con el 7,56% y Neurociencias con el 6,67%. Del total de ensayos ejecutados por la compañía en 2021 en España, el 33,78% corresponden a la fase II y el 40,44% a la fase III.

Un cuento para los más pequeños

Coincidiendo con el Día del Libro, Novartis publicó a finales de abril «Berta y la investigación médica», la historia de la maga Berta creada por Joan Arbó, gerente de Estudios Clínicos del departamento de Global Drug Development (GDD) de Novartis. La idea de este cuento, que se ha desarrollado con la revisión del equipo Kids del Hospital Sant Joan de Déu, surgió en el año 2019 cuando Joan fue a la guardería de su hijo a explicar en qué consistía su trabajo. Para que los niños entendieran el día a día de una profesión tan complicada, creó una historia a través de la magia de la maga Berta y así captó la atención de los más pequeños.

Esta emotiva y didáctica historia está dedicada a todos los pacientes, familiares de pacientes, investigadores, enfermeras y a todas aquellas personas que han participado o participan en ensayos clínicos, ya que sin ellos el avance de la investigación clínica no sería posible. Su objetivo principal es difundir el significado que tiene la investigación clínica.

El cuento se remonta a un pueblo lejano donde los niños cantan canciones alegres para expresar su felicidad hasta que un día no pudieron hacerlo más porque todos se ponen enfermos. El médico de la aldea no sabe cómo curar a los niños. Entonces, Daniel, uno de los críos, decide ir en busca de la maga Berta a la cima de una montaña en la que hace investigaciones clínicas. De esta manera, la maga le explica en qué consisten los ensayos y le acompaña a su pueblo para observar a los niños y así encontrar el remedio. Finalmente, Berta consigue curar a los niños del pueblo y pueden volver a cantar.

El libro ilustrado contiene un glosario que explica la definición de los conceptos relacionados con los ensayos clínicos como placebo, remedio, voluntarios, consentimiento o investigación clínica. Para leer la historia en formato digital, Novartis ha creado un Ebook disponible para todos y un vídeo animado en su canal oficial de Youtube.

Otras iniciativas

La compañía promueve proyectos para divulgar la importancia que tienen los ensayos en la vida de los pacientes en diferentes espacios y dirigido a un público variado. Como ejemplo, durante el curso escolar Novartis lleva el programa Reimagina la Ciencia a centros docentes de educación secundaria, un programa formativo en el que los alumnos deben explicar de la forma más divertida a través de un vídeo qué son los ensayos clínicos.

En 2021, en colaboración con Castilla y León Televisión, Novartis estrenó el documental La investigación biomédica. Donde nace la esperanza, que explica la historia de Inmaculada que, tras detectarle un cáncer de pulmón con mal pronóstico, participó en un ensayo clínico y cuatro años después de su diagnóstico, sigue en tratamiento.

En la web oficial de Novartis también hay un buscador que indica el número de ensayos disponibles por Comunidad Autónoma para que los pacientes que lo necesiten puedan descubrir si alguno es capaz de dar un rumbo diferente a su enfermedad.

También se organizan actos como la Jornada de Ensayos Clínicos en el Parc Taulí de Sabadell en la que, este 20 de mayo, varios expertos sobre sobre la materia conversarán sobre criterios de excelencia, su relevancia y cómo fomentar su desarrollo.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias