Madrid, la comunidad con menos listas de espera quirúrgica: 67 días menos que el resto del país

La Comunidad de Madrid vuelve a posicionarse como la región en la que menos tiempo esperan los ciudadanos para operarse, con una media de 45 días

Madrid contará con 223 nuevos ecógrafos en los centros de Atención Primaria con IA

trasplantes 12 de Octubre
Nuevo Hospital 12 de Octubre de Madrid, tras una inversión de 320 millones de euros.
Diego Buenosvinos
  • Diego Buenosvinos
  • Especialista en periodismo de Salud en OKDIARIO; responsable de Comunicación y Prensa en el Colegio de Enfermería de León. Antes, redactor jefe en la Crónica el Mundo de León y colaborador en Onda Cero. Distinguido con la medalla de oro de la Diputación de León por la información y dedicación a la provincia y autor de libros como 'El arte de cuidar'.

Fact checked

×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Comunidad de Madrid se mantiene a la cabeza del país con menor número de días para una operación quirúrgica: una media de 45 días, es decir, 67 días menos que el resto del país. El último informe del SISLE del Sistema Nacional de Salud referente al primer semestre de 2023, no deja duda de la gestión de Isabel Díaz Ayuso en Sanidad. Así, según estos datos, en España hay en estos momentos  819.964 personas que esperan ser operados. Un máximo histórico que evidencia la necesidad de medidas para paliar esta situación en todo el territorio nacional.

En el documento se puede observar cómo la tendencia en general es descendente y la demora para cirugías se reduce 8 días respecto al anterior documento del SISLE (de junio a diciembre de 2022), cuando la media era de 120 días.

La Comunidad de Madrid vuelve a posicionarse como la región en la que menos tiempo esperan los ciudadanos para operarse, con una media de 45 días, rebajando en 18 días su valor anterior que era de 63 días. La región madrileña mejora también las cifras anteriores; la LEQ se reduce en 8.000 personas (de 72.626 a 64.628); baja la tasa por 1.000 habitantes de 10,68% a 9,42%; y, cae un 3,7% la tasa de pacientes que lleva más de 6 meses aguardando su cirugía.

Las comunidades autónomas con mayor número de pacientes en la lista de espera quirúrgica son Cataluña (con 172.027 pacientes y 131 días de demora). Igualmente, otras cinco superan la demora estatal para las operaciones; se trata de Canarias (153 días); Extremadura (147), Cantabria (142), Aragón (126) y Baleares (122).

Entre los datos que resalta este informe figuran también las comunidades dónde la demora en las cirugías es inferior a 112 días, además de Madrid, se encuentran: Galicia (66), País Vasco (68), Navarra (75), Comunidad Valenciana (79), Asturias (84), Murcia (88), Rioja (100), Castilla y León (103), Castilla-La Mancha (108).

Por otra parte, atendiendo a las especialidades y las distintas patologías, un paciente que necesita una prótesis de rodilla, tendrá que esperar una media de 134 días; la cirugía de hipertrofia benigna de próstata tiene un promedio de 119 días. Las intervenciones quirúrgicas por las que menos esperan los españoles son el by-pass coronario, con una demora es de 40 días frente a los 57 días de diciembre de 2022; la cirugía cardíaca vascular, con una media de 57 días y, finalmente, la cirugía de cataratas, con 68 días de media frente a los 73 días del año pasado.

Ecógrafos con inteligencia artificial

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy la compra de 223 ecógrafos para los centros de salud de la región, con una inversión de 4,1 millones de euros. Estos dispositivos –más de un centenar con tecnología de Inteligencia Artificial- se sumarán en 2024 a los 307 recientemente adquiridos este mismo año también para la sanidad pública madrileña en Atención Primaria. Estos nuevos equipos, tanto fijos como portátiles, amplían la capacidad diagnóstica de sus profesionales con la última tecnología disponible.

El Gobierno autonómico comenzó a implantar estos aparatos en el primer nivel asistencial hace 14 años, para que los facultativos pudieran ver o descartar problemas abdominales con una técnica inocua de ultrasonidos. Desde entonces, su uso se ha extendido a otras áreas como musculoesquéletico, vascular, pulmonar, torácica o cardiaca.

Las unidades portátiles de mano que se van a incorporar buscan poder realizar las pruebas en el punto en el que se encuentre el paciente, sea este el propio centro de salud, su domicilio o una residencia. Este equipamiento, en el que se va a invertir más de 2 millones de euros, cuenta con avances como sondas mediante conexión USB.

El Servicio Madrileño de Salud también invierte otros dos millones para dotarse de 107 ecógrafos de consola, basados en sistemas de inteligencia artificial y con una mejora en la calidad de la imagen.

Para su manejo, la Gerencia de Atención Primaria ofrece una oferta de formativa dirigida a médicos de familia, pediatras, fisioterapeutas y residentes de Medicina Familiar y Comunitaria. Ésta se desarrolla en entornos de simulación y los cursos son impartidos por expertos en ecografía clínica, con amplia experiencia docente y pertenecientes a las Sociedades Científicas.

Cirugía robótica en la Jiménez Díaz

La Fundación Jiménez Díaz ha informado que hasta el momento ha realizado con el sistema Da Vinci Xi más de 1.000 intervenciones, con resultados «tan positivos» que el Programa de Cirugía Robótica del hospital madrileño prevé una progresiva expansión.

El programa, que se inició en el centro hospitalario en 2019, tras la adquisición del citado robot quirúrgico, ha incrementado desde entonces su uso y aplicación en distintas especialidades, de modo que, solo en 2023, se han realizado más de 400 intervenciones apoyadas en esta tecnología.

Desde la fundación informan que el robot Da Vinci permite la realización de intervenciones mínimamente invasivas de alta complejidad, «ofreciendo ventajas tanto al cirujano, ya que facilita la sutura, disección y libertad de movimientos, como al paciente, favoreciendo una mayor precisión quirúrgica y menor traumatismo», lo que conlleva «mejores resultados funcionales, oncológicos y de recuperación postoperatoria».

El uso de la plataforma Da Vinci se inició en la Fundación Jiménez Díaz en el Servicio de Urología y se extendió después a las áreas de Cirugía Torácica, Cirugía General y Digestiva y Otorrinolaringología. En los próximos meses su uso se extenderá a nuevas indicaciones.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias