psicología

Cómo son las personas inmaduras

Seguro que, en nuestra vida, nos hemos topado con personas inmaduras, pero no siempre es fácil detectarlas.

Seguro que, en nuestra vida, nos hemos topado con personas inmaduras.
Cómo son las personas inmaduras

Seguro que, en nuestra vida, nos hemos topado con personas inmaduras, pero no siempre es fácil detectarlas.

Está claro que de pequeños somos inmaduros, pero a medida que crecemos, hay personas que no acaban de afrontar los problemas ni saben cómo resolverlos, siendo inmaduras. ¿Qué características presentan?

Personalidad poco definida

Aunque no es un solo síntoma de las personas inmaduras, suele coincidir que tales personas no tienen una personalidad definida y se dejan arrastrar por los demás. Especialmente por lo que digan en casa, por las amistades y también por las parejas. Ello hace que se tornen totalmente influenciables, dejándose llevar por los demás y acabando por aceptar opiniones que no les pertenecen porque son de los demás.

Ausencia de objetivos en la vida

No siempre es así, pero muchas personas inmaduras carecen de objetivos en la vida. No saben bien qué quieren hacer, hacia dónde ir, y eso es por su personalidad que les ciega y les impide conseguir los objetivos o aquello que se propongan.

Narcicismo

Normalmente, de niños solemos ser narcisistas. Una actitud que demos limar con los años y que cuando crecemos va desapareciendo. No así en las personas inmaduras que siguen siendo egocéntricos porque piensan que el mundo gira realmente a sus pies. Esto provoca comportamientos algo complicados de llevar.

Del egocentrismo a la personalidad débil

Sin embargo, se muestran personas que, aunque a simple vista parecen fuertes y con personalidad, realmente no lo son. Emocionalmente son muy frágiles. Piden caprichos y de no ser concedidos se enfadan con el otro mostrando irritabilidad para conseguir de inmediato aquello que ansían. A la larga estas actitudes hacen que los inmaduros se quedan solos y se aíslen de los grupos sociales.

Consejos

  • Evitar la inmadurez parte de la educación, de la que recibimos en casa y también de la escuela directamente.
  • Si una persona es mayor y sigue con rasgos de inmadurez es complicado que pueda cambiar, pero debemos ayudarle a hacerlo.
  • El psicólogo es la persona que puede ayudar a frenar esta inmadurez a tiempo para evitar que se propague al paso de los años, pues luego la cosa puede ir a peor.

 

Lo último en OkSalud

Últimas noticias