Habitos

Cómo cuidar la higiene íntima femenina

Si no lo hacemos bien, podemos tener consecuencias y aparecer bacterias.
Cómo cuidar la higiene íntima femenina

En los últimos años hay más consciencia de la limpieza e higiene íntima femenina. Pues no es lo mismo limpiar el cabello, el cuerpo y esta parte del cuerpo.

En los últimos años hay más consciencia de la limpieza e higiene íntima femenina. Pues no es lo  mismo limpiar el cabello, el cuerpo y esta parte del cuerpo.

Si no lo hacemos bien, podemos tener consecuencias y aparecer bacterias. Te damos algunos trucos de cómo cuidar bien los órganos íntimos de la mujer.

Limpia y seca

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda algunos consejos como por ejemplo mantener la zona genital limpia y seca con el fin de evitar la humedad.

Mejor no realizar duchas vaginales

Los médicos también recomiendan que, a pesar de que hay mujeres que lo hacen, se evite el uso de duchas vaginales porque, entre otros, puede hacer que esto empeore el flujo vaginal y se eliminen las bacterias que en este caso necesitamos para protegerse de una posible infección vaginal.

Menos pantalones o mallas apretadas

Si bien están de moda, no debemos excedernos en el uso de pantalones muy ajustados o de llevar mallas todo el tiempo, pues aumenta la irritación en la zona íntima de la mujer.

Usar limpiadores para la higiene íntima femenina

Cada vez hay más productos para utilizar en esta zona. Tienen los requerimientos que se necesitan para que la higiene de la mujer sea completa. Otros jabones de uso normal y general pueden llegar a ofrecer picores y rojeces en esta zona tan delicada.

Consecuencias de no limpiarse bien la parte íntima

A raíz de no cuidar como se debe la higiene íntima de la mujer, puede haber algunas consecuencias negativas para la salud. Por un lado, pueden surgir infecciones urinarias, como la cistitis o la infección de la vejiga. En seguida se sabe porque hay algo de dolor, molestia, picor o sangre en la orina. Antes estos síntomas, no debemos pasar muchos días y lo mejor es ir al médico de inmediato.

Mientras que otra afectación que se puede tener al no tener cuidado de esta zona es la vulvovaginitis, que se trata de una inflamación infecciosa o irritativa. En este caso, hay también pico y enrojecimiento de la zona y un flujo vaginal abundante. Estos síntomas pueden aparecer por otras causas, así que también conviene ir a tratarse.

 

Temas

Lo último en Salud

Últimas noticias

. . . . . . . . .