Cirugía

Cirugía láser ocular, lo que debes saber

Entre los métodos de tratamiento de nuestros ojos más efectivos, se encuentra la llamada cirugía láser ocular. Aquí te contamos un poco más sobre ella.

Cirugía en ojos
Tratamientos: Cirugía láser ocular

La cirugía láser ocular corrige miopías, astigmatismos e hipermetropía. Es el método más utilizado para los tratamientos de estos problemas refractivos. La graduación visual se estabiliza en la década de los 20. Por este motivo, los profesionales recomiendan esperar a estar edad para realizar una operación. Además, otros factores influyen al momento de valorar el apto clínico para este procedimiento. Los antecedentes familiares, historia médica y pruebas oculares no invasivas, son analizados en la primera consulta. También se puede hacer por razones estéticas.

¿Cómo se realiza la cirugía láser ocular?

El paciente recibe anestesia tópica en forma de gotas. Durante los minutos que dura la cirugía láser ocular no sentirá ninguna molestia. La cabeza y los párpados son inmovilizados para trabajar con seguridad.

A lo largo de la operación se levanta una zona delgada de la córnea conocida como flap. Con el láser se procede a remodelar la parte que posee el error refractario. A continuación, se vuelve a colocar el flap en su lugar, se deja descansar y el resultado es una visión más clara.

Una vez finalizada la cirugía láser ocular el paciente permanecerá unos minutos en una sala con luz tenue. Cuando el profesional determine que ha pasado un tiempo prudencial, se coloca gafas de sol y sale por su cuenta a la calle.Cirugía en ojos

Postoperatorio de una cirugía láser ocular

La recuperación es muy rápida y sencilla, al día siguiente ya es posible realizar las tareas habituales. Un dato importante es no frotar los ojos durante las primeras cuatro semanas; el contacto directo podría causar una mala cicatrización de la córnea.

Otros cuidados consisten en evitar el maquillaje, la natación y los deportes bruscos o de contacto el primer tiempo. El oftalmólogo indicará gotas lagrimales para colocar de forma periódica y mantener el ojo humedecido. Asimismo, se harán controles cuya frecuencia será determinada en cada paciente.

Casos en que no es aconsejable una cirugía láser ocular

Algunos pacientes no son candidatos para un procedimiento de este tipo por determinadas circunstancias. En ciertos casos es un impedimento temporal y en otros definitivo. No se aconseja en embarazadas, graduación inestable en un año, morfología inadecuada, glaucoma avanzado.

Durante la primera consulta se somete el paciente a una entrevista sobre su historia clínica. La preexistencia de enfermedades metabólicas, sistémicas o inmunológicas podrían ser factores de riesgo. Por tal motivo, se hace una valoración profunda de cada situación.

La cirugía láser ocular es un procedimiento frecuente y de gran efectividad en pacientes miopes. Si tienes la edad suficiente, no dudes en visitar al oftalmólogo. Como vas a observar en poco tiempo, tu calidad de vida se verá mejorada.

Lo último en Salud

Últimas noticias