Trucos de Cocina

Evitar que el arroz se pase

Evitar que el arroz se pase
Evitar que el arroz se pase
Comentar

Cogerle el punto y evitar que el arroz se pase, tenemos que reconocerlo, es bastante complicado. De una cocción tranquila y placentera, el cazo con el arroz comienza a avisar del desastre bordándose y ensuciando todos los hornillos. Sin embargo, la auténtica fusión del núcleo se produce cuando vemos que nuestro delicioso arroz blanco se ha convertido en un mazacote chicloso reservando, eso sí, unos granos para pegarse completamente al fondo de la olla.

Si queremos evitar que el arroz se pase podemos aplicar diferentes consejos y trucos a la hora de cocinar este ingrediente tan popular en la cocina de todo el mundo.

Debemos entender como es el proceso de cocción del arroz para saber en qué punto comienza a pasarse. Los granos de arroz contienen almidón, y los cocemos para que este se gelatinice. Con el proceso de cocinado, el grano se cocina de fuera hacia dentro. El arroz está pasado cuando se haya cocinado demasiado el interior, se pondrá muy blando y hasta perderá su forma.

En primer lugar, tenemos que vigilar la cantidad de agua que utilizamos en la cocción y que, generalmente, será el doble que la de arroz. Sin embargo, si cocinamos este producto con carnes como el jamón, otras carnes de cerdo o el pollo, deberemos añadir más agua. Por el contrario, si el ingrediente que hemos añadido a la preparación es algún tipo de verdura o marisco, tendríamos que incorporar menos agua, ya que estos productos liberan por si mismos mucho líquido.

En el caso de que el arroz ya esté listo y los comensales no hayan llegado, podemos tapar la olla en la que hayamos preparado el arroz con una servilleta empapada en zumo de limón, ayudará a que no se pase y dará un toque aromático delicioso.

En cuanto al fuego que empleemos, debe de repartir el calor lo más posible por la base del recipiente que estamos usando. Por este motivo, existen fogones especiales e independientes para preparar paella. Generalmente cocinaremos una primera fase de la cocción a fuego fuerte y la final, por el contrario, a fuego lento. Para que no se nos pase, lo retiramos del fuego un par de minutos antes y lo tapamos con un papel de periódico para que no pierda humedad.

Por último, para preparar paellas y arroces caldosos utilizamos arroz redondo y pequeño, que absorba bien los sabores y aromas. El arroz largo lo reservaríamos para ensaladas y en general, para mezclarlo con verduras y hortalizas.

Temas

Recetas relacionadas

Categorías

Últimas recetas