Bye, bye, Susana, ciao, ciao, Sánchez

Bye, bye, Susana, ciao, ciao, Sánchez

En homenaje a quienes han mandado a hacer gárgaras a una Junta corrupta que denigró y empobreció Andalucía a lo largo del tiempo, aporto unas lúcidas palabras de Adlai Stevenson, orador y estadista de EEUU. El que fuera embajador ante la ONU durante la presidencia de Kennedy, aclaró estas ideas que animan a reflexionar: “La extraña alquimia de la época ha convertido a los demócratas en el verdadero partido conservador de este país, el partido dedicado a conservar todo lo bueno y construido con seguridad y solidez sobre aquellos fundamentos. Los republicanos, en cambio, actúan como un partido radical, el partido de los aventureros y de los amargados, inclinado a desmantelar las instituciones tan sólidamente levantadas en un mundo coherente. Nuestro sistema de seguridad social y el apoyo de nuestras fuerzas pensantes a las reformas y los avances del progreso, corresponden al mejor conservadurismo. Ciertamente, no hay nada más conservador que cambiar cuando el cambio se hace necesario, pues reduce las tensiones y elimina a los inútiles. O sea, que reitero mi enhorabuena a los del homenaje.

C´s, PP y VOX transformarán aquel refugio de piratas en un paraíso de esperanza para todos los andaluces. Bye, bye, Susana, ciao, ciao, Sánchez, vuestra reserva de votos se fue a tomar por donde amargan los pepinos. Y ahora, rendido el feudo emblemático, sólo os quedan esos socios esquizofrénicos de Bildu, Podemos y Torra, para sacaros a flote, El principio del fin de los ladrones empezó a festejarse tras su debacle en las urnas del sur. Al Andalus, dejó de ser mozárabe y volvió a ser española gracias al torrente de votos de C´s, PP y VOX que la liberaron, y a cuantos se abstuvieron de votar a los caciques, por estar hartos de ellos. Normal, pues los mangantes andaban muy atareados en exhumar a Franco con tal de no exhumar a Boabdil.

A ver si de una vez por todas se aclara la gente. No es lo mismo una alianza de traidores a España, como esos sediciosos de los que pende Sánchez para okupar La Moncloa y perpetuarse en el poder, que una alianza de políticos nobles que defienden a España a muerte como la compuesta, alfabéticamente, por Abascal, Moreno y Rivera. A pesar de sus divergencias en tal tríada no hay traidores a nuestra nación, aunque la veleta naranja asegure, debido a su prepotencia, que los pactos entre PP y VOX son papel mojado. Pueden decirse lo que quieran como dignos patriotas que son, siempre que no arruinen la conquista de la Junta.

Mientras hombres bravos de la talla de Abascal o Rivera pierden su tiempo intercambiándose zarandajas, el zafio de Sánchez aprovecha el suyo para comprarle a Torra los presupuestos al alza, regalándole 15 mil millones de euros que saldrán de nuestros impuestos. O lo que haga falta, para seguir volando en Falcon con su perra. ¿Qué opinará Alfonso Guerra del lerdo que dirige al desastre al que fue un gran partido? Pues lo mismo que yo, que es un infradotado.

Lo último en Opinión