Don Juan Carlos y doña Sofía evitan el término

A estos Reyes no les gusta ser eméritos

A estos Reyes no les gusta ser eméritos
Comentar

La única distinción que hacen en el Palacio de la Zarzuela en el tratamiento a los Reyes actuales y a los anteriores es que cuando se refieren a don Felipe y a doña Letizia los nombran como el Rey o la Reina. A secas. Sin embargo, cuando informan de alguna actividad del anterior monarca y su consorte, escriben el Rey don Juan Carlos y la Reina doña Sofía. En ningún momento se refieren a ellos como los Reyes eméritos, un término que ha ido ganando terreno y que se ha puesto “de moda”, por decirlo de alguna manera.

Lo paradójico de todo esto es que a ellos, a los Reyes anteriores, la moda de llamarlos eméritos no les gusta. Nada de nada. Es más, cuando ha habido alguna oportunidad de hablarlo con ellos directamente, han manifestado de forma clara y nítida que ese término, que proviene del latín emeritus y que según la RAE define a alguien “que se ha jubilado y mantiene sus honores y alguna de sus funciones”, no es de su agrado. Y piden con amabilidad, bien es cierto, que no se les aplique el citado término.

En los meses posteriores a la proclamación de Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela se celebraban reuniones, auténticas “tormentas de ideas”, sobre cualquier tipo de detalle que  afectara a la etapa iniciada con la llegada a la Jefatura del Estado del nuevo monarca. Un día se analizó la forma de distinguir nominalmente a los nuevos Reyes de los anteriores. Se tenía que trabajar con la existencia simultánea de dos Reyes. Se planteó la posibilidad de llamarles Rey Padre y Reina Madre, como en Inglaterra. Pero los interesados lo rechazaron. También lo de eméritos aunque el término está cada vez mas implantado.

En el tratamiento a los Reyes, por cierto, hay un error que se comete con mucha frecuencia y quizá es oportuno comentarlo. Hablar de los Reyes Felipe y Letizia como “los monarcas”, en plural, no debe hacerse al referirse a la pareja formada por los Reyes de España. El único que debe ser llamado monarca es el Rey Felipe ya que es un término de origen griego que significa, según el Diccionario de la Academia Española, gobernante único. Y, por supuesto, tampoco es correcto aplicar el término a la Reina Letizia puesto que ella es tan solo la consorte del jefe del Estado. ¿Cuándo es correcto, por tanto, usar monarca en plural? Solo cuando se habla o escribe de los Reyes de varios países. En ese caso sí se debe usar el término “los monarcas”. Al hablar, por ejemplo, de los respectivos jefes de Estado de Noruega, Dinamarca y España. Para terminar, un detalle personal que me planteé al principio de mi etapa como corresponsal ante la Casa Real: cómo tenía que llamarles al dirigirme a los Reyes. Mejor Señor y Señora que Majestad, me dijeron. Y esa ha sido la norma durante los últimos 27 años.

Últimas noticias