Perros

¿Sabes qué significa que tu perro te da la pata?

Uno de los gestos típicos de nuestros perros es cuando nos dan la pata. ¿Qué significa que tu perro te de la pata? Aquí te contamos algunos trucos caseros a tener en cuenta.

Perro juega
¿Por qué tu perro te da la pata?

Cuando un perro le da la pata a su dueño es una señal de amor y confianza. Un gesto que se equipara con el efusivo meneo de cola para saludar. En líneas generales, son mascotas muy elocuentes, que demuestran sus afectos de manera clara. Pero es cierto que también dejan saber cuando sienten miedo y temor. Por lo que al mostrar comportamientos como acostarse panza arriba para que les acaricien, hay que valorarlos y recompensarlos.

Otra verdad incuestionable es que los canes terminan por parecerse a sus amos. Más allá de las semejanzas físicas, la mayoría de las veces casi siempre se reflejan en la personalidad. Y es que al igual que los niños, estos mamíferos imitan a los adultos. Por lo que expresiones abiertas de cariño son señales de que se trata de un animal feliz y bien cuidado. Pero, sobre todo, de un ser que recibe mucho amor.

El centro de atención

El contexto ofrece mucha información sobre lo que quiere el perro cuando coloca, sin que se lo ordenen, la parra sobre su amo. Dependiendo de la hora del día, puede que tenga hambre y esté recordando a sus dueños que es momento de comer. Que tenga sed es igualmente una probabilidad. Lo mismo que ganas de salir a dar un paseo para cumplir con sus necesidades fisiológicas.

Perro juega con la pata

Con esta acción liberan hormonas como la oxitocina, buscando demostrar el amor que sienten por sus familiares y amigos. El contacto físico es una de las vías utilizadas por los perros para demostrar sus emociones.

También pueden conseguirse casos donde el animal levanta la pata sobre ‘su humano’ ante el temor o el miedo, en busca de protección. Se debe recordar que son animales de manada y consideran a sus dueños como parte de las mismas.

Movimientos complementarios

Cuando los dueños no están prestando atención a su mascota, el lenguaje corporal de esta es todavía más llamativo y claro. Si tiene hambre, el toque de atención incluirá golpes a su plato de comida, difícil no entender lo que quiere.

Si lo que quiere el animal es jugar, sobre el regazo del amo, además de una o ambas extremidades delanteras, también colocará su juguete favorito. Bien sea una pelota o un hueso. Y si los juegos implican salir de casa, probablemente también traerán su correa de paseo, siempre que esté a su alcance.

¿Está bien que mi perro ponga su pata en mi cabeza?Cachorro de labrador juega

En las manadas salvajes de perros, los machos utilizan el gesto de colocar sus patas sobre las cabezas de sus propietarios como señal de autoridad. Un privilegio que solo se le permite a los alfa de cada grupo.

El hecho de que un can doméstico quiera replicar esta rutina con los miembros de su grupo familiar no es buena idea. Los perros necesitan entender que ellos no están a cargo de ninguna decisión y tienen que respetar a quienes representan la más alta jerarquía. Lo que parece una situación inocente puede generar confusión y problemas de conducta en la mascota.

¿Cómo entrenar a un perro para que de la pata?

La labor de entrenar a estas mascotas no es particularmente difícil. Son animales inteligentes que aprenden rápido, es cuestión de paciencia y órdenes claras. Un solo truco bien explicado puede ser la diferencia entre convivir con un can obediente o uno completamente errático e inadaptado.

Los refuerzos positivos siempre son el mejor camino para enseñar a un perro lo que se espera de él, sin entrar en una espiral de chantaje. Simplemente destacar los aspectos positivos y que el animal relacione ciertas conductas con momentos de felicidad y disfrute. Tampoco se trata de darles una golosina cada vez que hagan algo bien. Para los perros también son importantes los mimos y las muestras de amor.

El truco

Lo primero es asegurarse que se tiene toda la atención del can. Para ello salir de paseo a una zona tranquila es una buena opción. Porque además se trata principalmente de una sesión de juegos con mucha diversión y esto es lo que se debe asegurar para el perro: que se divierta.

El ‘calentamiento previo’ incluye algunos snacks del agrado de la mascota, para que empiece a entender lo que obtendrá a cambio. Desde el principio también deben ser abundantes las palabras de aprecio, felicitación y cariño. La orden inicial para el animal es que se siente. En esta posición, se ‘forzará’ el saludo y se le da un premio. Es decir, se toma una de las patas delanteras y se repite el comando para esta acción: saluda.

Después de varias repeticiones, se le muestra al can un puño cerrado con una golosina dentro. Si busca abrirlo con el hocico, no hay premio. Pero si lo hace con la pata, se le felicita y se le permite disfrutar del snack. Debes repetir esta rutina varios días hasta que quede grabada. Eso sí, procura que las sesiones de entrenamiento, de este y de cualquier otro truco, no excedan los 15 minutos.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias