Perros

¿Por qué a los perros no les gustan los abrazos?

Por qué a los perros no les gustan los abrazos
Perro

Tal y como advierten los expertos, son muchos los comportamientos y las conductas de los humanos que los perros no soportan, como por ejemplo los abrazos. Hay cosas que los perros odian de los humanos y, que sin embargo, por desconocimiento, repetimos una y otra vez con nuestras mascotas.

En el caso de los abrazos, aunque muchos canes han aprendido a tolerarlos, esto no significa que les gusten. El Doctor Stanley Coren, experto canino y profesor de psicología de la Universidad de Columbia Británica, Canadá, asegura que un simple abrazo puede generar un gran estrés en el animal, lo que afecta a su bienestar físico, psicológico y emocional.

Cuando abrazamos a nuestro perro no lo hacemos con mala intención, sino que lo que queremos es transmitirle todo nuestro amor. Pero, en realidad, estamos consiguiendo justo lo contrario a lo que deseamos. Según demuestran varios estudios científicos, los abrazos generan mucha incomodidad en los canes.

Si nos fijamos bien, seguro que encontramos señales de estrés en su lenguaje corporal: ojos entrecerrados, orejas hacia abajo, hocico hacia arriba… La razón es que los abraces les hacen sentirse atrapados y dominados, así que es lógico que a los perros no les gusten lo más mínimo.

Otras cosas que no les gustan a los perros

Además de los abrazos, hay otras cosas que los perros odian:

  • Productos de limpieza: como bien sabemos, los perros son muy susceptibles a los olores fuertes, así que es lógico que no les gusten los productos de limpieza. Tampoco soportan los perfumes, prefieren nuestro olor corporal.
  • Apretar los mofletes: hay quienes tienen la costumbre de apretar los mofletes de los perros en señal de cariño. Pero a ellos no les gusta nada porque bloquea sus principales sentidos y su movilidad. La cosa empeora si se les tocan los bigotes, porque se ponen muy nerviosos, e incluso agresivos.
  • Jugar con su comida: es importante que no juguemos con la comida de los canes porque a ellos no les hace ninguna gracia. Tampoco soportan que intentemos engañarles cuando les damos una galleta.
  • Soplidos: no todo el mundo sabe que a los canes no les gusta que les soplemos, sobre todo en las orejas y en la nariz. Es un gesto muy molesto para ellos.
  • Tocar las almohadillas: las almohadillas son la parte más sensible de su cuerpo, así que a los perros no les gusta que se las toquen. Puede resultar muy irritante para ellos.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias