Gatos

¿Es perjudicial la sal para tu gato?

Sabemos que un exceso de sal no es lo recomendado para la dieta de las personas. Pero, ¿qué ocurre con el gato, también lo perjudica?

La sal para tu gato
¿Puede tu gato tomar sal?

Si utilizas para alimentar a tu felino comidas comerciales de buena calidad, seguramente esté recibiendo su dosis diaria de sal, quizás un poco más de la que necesita. La sal para tu gato es necesaria para que su cuerpo funcione correctamente, pero un exceso puede ser peligroso, incluso mortal. Según estudios científicos realizados, un gato de tamaño promedio necesita alrededor de 21 miligramos de sal por día y se recomienda no más de 42 miligramos por día. Por lo que debemos estar atentos a que los alimentos comprados no se excedan de esta medida.

La sal para tu gato es necesaria pero no debe consumirla en exceso

La sal es necesaria para que el cuerpo de los mininos funcione correctamente, por lo que su comida debe tener siempre un poco de este ingrediente. La sal ayuda a las células a separar nutrientes y productos de desecho. También ayuda a que su estómago produzca la cantidad de ácido necesaria para digerir los alimentos adecuadamente.

En la comida para gatos la sal debe figurar en la etiqueta, aunque no siempre se puede ver la cantidad exacta. Cualquier cosa que contenga sodio en los ingredientes se referirá a un tipo de sal. Revisa también las etiquetas de las golosinas. Debes prestar especial atención a la cantidad de sal que tu minino recibe por día, teniendo en cuenta todo lo que come incluso si le das de probar tu comida.

Si bien la sal mejora el sabor de los alimentos, también sirve como conservante. Es probable que los alimentos secos tengan una mayor concentración de sal que los alimentos enlatados, porque ayuda a que se mantengan frescos por más tiempo después que se han abierto. Los gatos también obtienen parte de sus necesidades de agua de los alimentos, por lo que los enlatados o alimentos húmedos deben ser parte de su alimentación.Sal para el gato

Peligros de la sal en felinos

El exceso de sal puede ser muy perjudicial para el cuerpo de tu gato. Este mineral en cantidades inadecuadas puede desequilibrar los electrolitos y hacer que las células no funcionen normalmente.

Debes estar atento a los síntomas de toxicidad que puede presentar tu gatito si ha consumido sal de más. Entre otros puede presentar estos signos: caminar como borracho, vómitos, diarrea, sed extrema, micciones excesivas y convulsiones.

Si sospechas que tu mascota consumió demasiada sal y presenta algunos los síntomas de los citados, debes llamar urgente al veterinario, ya que si no recibe un tratamiento rápido las consecuencias pueden ser fatales.

El veterinario puede tratarlo con medicación intravenosa, para hidratarlo y ayudar a equilibrar sus electrolitos.

Si quieres cuidar a tu minino, es importante controlar la cantidad de sal que está recibiendo al día. Debes llevar un control en toda su alimentación, incluso las golosinas o una comida no habitual. Recuerda que el exceso de sal puede llegar a comprometer su vida.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias