Perros

Los mejores consejos para que perros y niños convivan en armonía

Perros y niños

Los más pequeños adoran a los animales, y el sentimiento suele ser mutuo, así que cuando en casa conviven perros y niños, todo suele ir sobre ruedas. Ahora bien, es importante que los adultos tengamos algunos consejos en cuenta para enseñar a nuestros hijos cómo convivir con las mascotas. Y es que, muchas veces se comportan con los animales del mismo modo que lo hacen con otros niños, así que pueden hacerles alguna que otra travesura.

Para evitar este tipo de situaciones, hay que explicarles cómo son los perros y cómo deben interpretar sus señales para que ellos sean capaces de entenderlas y actuar en consecuencia. Una vez sentadas las bases de la convivencia, niños y perros pueden disfrutar de una experiencia estupenda.

Los más pequeños, sin darse cuenta, aprenden valores tan importantes para la vida como el respeto, la empatía y el cuidado del otro.

¿Cómo enseñar a los niños a convivir con los perros?

Lo primero que debemos hacer es tener una charla con nuestros hijos para decirles que los perros se expresan y comunican a través de gestos. Por ejemplo, cuando mueven la cola significa que están contentos, sobre todo si lo hacen de manera enérgica.

Cuando los canes se tumba boca arriba, quiere decir que están tranquilos y se sienten seguros. Si colocan las patas hacia arriba, quieren jugar y que les acaricien. Los niños tienen que aprender a interpretar la posición de las orejas de los perros: si están levantadas, quiere decir que están atentos, y si están hacia atrás, los canes se muestran ansiosos y nerviosos.

Por supuesto, es fundamental que los niños respeten los tiempos de los canes. Si el perro está tumbado durmiendo, seguro que no le apetece jugar en ese tiempo, y los más pequeños tienen que respetarlo. Necesita sus tiempos de descanso y de juego, y esto es algo que deben entender desde el primer momento.

Los expertos recomiendan que los niños se encarguen de los cuidados del perro en función de su edad. Si son muy pequeños, pueden acompañarnos a dar un paseo con el animal. Si son un poco más mayores, ya pueden ocuparse de llenar su bebedero y su comedero en las cantidades adecuadas. Si tienen responsabilidad, se sentirán mucho más unidos y el perro agradecerá todo el amor y el cariño que reciben.

¡Estos son los mejores consejos para que perros y niños convivan en armonía!

Lo último en Mascotas

Últimas noticias