Perros

Los mejores consejos para cuidar un perro de la raza Dóberman

Los mejores consejos para cuidar un perro de la raza Dóberman
Dóberman

Los Dóberman son perros muy enérgicos y fuertes, que necesitan hacer mucho ejercicio a diario. Por lo tanto, a la hora de adoptar un perro de esta raza, una de las primeras cosas que debes valorar es la de si tienes suficiente tiempo para sacarlo a pasear. De lo contrario, los canes pueden volverse irritables, e incluso agresivos. Además, la socialización y el adiestramiento desde cachorros son esenciales. A continuación te contamos todo lo que debes saber para cuidar un Dóberman.

Aunque se les considera agresivos y peligrosos, lo cierto es que si socializan y son adiestrados adecuadamente desde jóvenes, son perros muy atentos, dulces y cariñosos. Son fieles a sus dueños y se llevan bien con los niños.

Orejas y pelaje del Dóberman

Una vez cada dos semanas debes limpiar las orejas del animal para evitar que se acumule suciedad. Para ello, simplemente tienes que pasar una gasa estéril humedecido con suero fisiológico. Las orejas de los Dóberman son muy sensibles, así que debes ser cuidadoso.

El pelo de los Dóberman es muy corto y fino, y lo más recomendable es que lo cepilles cada dos o tres días. Hazlo con suavidad y utilizando un peine específico. En lo que respecta a la frecuencia del baño, con una vez al mes es suficiente.

Alimentación

Durante los primeros meses de vida, los Dóberman necesitan una alimentación baja en proteínas para regular su ritmo de crecimiento y reducir el riesgo de panosteitis. A partir del año de edad, el perro puede comer pienso para adultos. Por supuesto, debe ser de alta calidad, con carne y granos de arroz integral.

Ejercicio

Por genética, los Dóberman son canes muy activos, que necesitan dar largos paseos a diario y correr. Son ellos los que marcan el ritmo, sobre todo cuando son cachorros, así que nunca debes forzar al perro a correr o a jugar. A partir del año de vida, ya puedes empezar a ejercitarlo llevándolo contigo cuando vas a correr o a andar en bicicleta.

Educación

Desde el primer momento, debes prestarle mucha atención a la educación del animal. Para que obedezca a medida que crezca, tienes que enseñarle buen comportamiento a través del refuerzo positivo. Es una raza muy inteligente, así que no le costará aprender órdenes sencillas como sentarse o quedarse quieto. Es importante que tengas paciencia y te posiciones como líder para que no actúe por su cuenta.

Estos son los principales consejos que debes tener en cuenta para cuidar a un Dóberman.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias