Perros

Esto es lo que le puede ocurrir a tu perro si bebe café

Efectos del café en el perro
Café

El refuerzo positivo es la mejor forma de educar a un perro, según la recomendación de los veterinarios. Por lo tanto, cuando el animal hace algo bien, debes premiarle. No tienes por qué hacerlo necesariamente con comida, sino que el premio también puede ser una caricia o una palabra de cariño. Ahora bien, existe cierta tendencia a darles comida a los perros a modo de premio, así que es importante saber qué alimentos pueden comer. Por ejemplo, el café está totalmente prohibido porque puede provocar graves problemas de salud al perro.

Según un artículo publicado recientemente por ‘MentalFloss’, los perros no deben tomar nunca, bajo ningún concepto, café. La razón es que la cafeína puede aumentar la frecuencia cardíaca de los canes a niveles muy peligrosos, poniendo su vida en riesgo.

Los problemas de salud pueden ser especialmente críticos en cachorros. Los síntomas de intoxicación por cafeína en perros más comunes son los siguientes: aumento súbito de la temperatura corporal, jadeos, inquietud, vómitos y latidos cardíacos anormales.

En el peor de los casos, una intoxicación con café puede causar coma, convulsiones y, finalmente, la muerte en un perro.

Del mismo modo que ocurre con otras sustancias tóxicas, si el perro toma una cantidad muy pequeña de café, siempre y cuando su estado de salud sea bueno, no lo matará. El problema está en si ingiere café en grandes cantidades.

Por supuesto, la situación es mucho más grave si el peludo toma café molido o granos de café ya que en este formato la concentración de cafeína es mucho más elevada que la del café listo para beber.

Hay que prestar mucha atención al perro y tenerle vigilado en todo momento para que no tome café por accidente. Una taza a medio bebé olvidada en la mesa de la cocina, que el perro tira al suelo y luego lame la bebida, puede ser fatal.

Alimentos prohibidos para perros

Además del café, hay otros alimentos que son muy peligrosos para los canes:

  • Cebolla: la cebolla es un alimento potencialmente tóxico al ser una fuente muy rica en alicina. Si un perro come cebolla en grandes cantidades, puede sufrir problemas gastrointestinales e incluso daños hepáticos.
  • Chocolate: el chocolate está prohibido para los perros. La metilxantina es un alcaloide que actúa sobre el sistema nervioso central, perjudicando los riñones y el sistema cardiovascular.
  • Sal: la sal es un alimento tóxico para los peludos. Puede causarles deshidratación e intoxicación.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias