Perros

Causas y síntomas de la prostatitis en perros

Prostatitis en perros

Según diversos estudios veterinarios, el 50% de los perros machos castrados sufren algún cambio en la próstata relacionado con la edad cuando tienen cuatro años. La prostatitis en perros es una infección bacteriana de la próstata que rara vez se presenta en perros castrados. Por lo general, cuando los animales reciben tratamiento en la fase temprana de la enfermedad, no sufren secuelas a largo plazo.

Ahora bien, el principal problema que presenta la prostatitis en perros es que los síntomas no siempre son fáciles de reconocer. Los más comunes son: dolor abdominal y de espalda, depresión de las extremidades posteriores, marcha rígida, dificultad al orinar y presencia de sangre en la orina.

Tipos de prostatitis en perros

La enfermedad se divide en dos grupos según su curso. Por un lado, la prostatitis aguda, que afecta especialmente al tejido glandular. La infección llega hasta la próstata a través de la vía uretral, aunque también hay casos en los que llega por vía sanguínea.

Y, por otro lado, la prostatitis crónica. En la mayoría de los casos aparece después de un curso de enfermedad aguda sin el tratamiento adecuado. Se localiza en forma de abscesos.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando la prostatitis es aguda, uno de los síntomas más frecuentes es la fiebre y el letargo. Los canes tienen una temperatura corporal alta sin razón aparente.

Debido a la alteración del líquido prostático, la infertilidad es común. Los espermatozoides mueren por su exposición a las toxinas bacterianas, y en protsatitis crónicas la infertilidad es permanente.

Otro de los síntomas más habituales es la dificultad para orinar y el dolor al orinar.

Problemas de próstata en perros

Además de la prostatitis, hay otras enfermedades de la próstata de los canes.

  • Hiperplasia benigna: es normal que con el paso del tiempo los animales sufran una modificación glandular, de forma que es una enfermedad común en la vejez. El síntoma más común es que al perro le cuesta defecar.
  • Neoplasia: suele ser carcinoma prostático canino. La próstata aumenta de tamaño, ejerciendo una presión en la uretra y en el recto. También es normal que el animal gotee sangre por el pene y le cueste caminar. Este tipo de cáncer no es frecuente en canes.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias