Salud

Bruxismo en niños: qué significa y qué hacer cuando rechinan los dientes

El rechinar de dientes es generalmente una condición inofensiva y temporal, pero que necesita ser monitoreada para entender las causas y evitar consecuencias más serias.

¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

El bruxismo crece durante la pandemia

¿Qué es el ronquido infantil y cuál es su tratamiento?

bruxismo en niños
Descubre las causas y consecuencias del bruxismo en niños

Se estima que alrededor el 30% de los niños sufren de bruxismo o rechinar de dientes, y aunque esta es una dolencia pasajera, puede tener consecuencias y no sólo para la salud de los dientes. Os hablamos con detalle del bruxismo de los niños y cómo tratar ese rechinar de dientes.

¿Qué es el bruxismo?

El término bruxismo hace referencia al movimiento muscular repetitivo que lleva al niño a rechinar o apretar los dientes frotando la arcada superior contra la inferior. Es un fenómeno que puede darse tanto de día como de noche (y en este caso hablamos de bruxismo nocturno).

Los episodios de bruxismo duran unos segundos y se repiten varias veces durante el día y la noche. Su corta duración a menudo hace que sea difícil (si no imposible) que los padres sepan cuándo sus hijos están rechinando los dientes .

Bruxismo en niños, las causas

No hay evidencia que confirme las causas que provocan este movimiento involuntario en los niños. Entre los factores que pueden aumentar la posibilidad de bruxismo en los niños se encuentran una personalidad ansiosa, padecer reflujo gastroesofágico , dificultad para concentrarse durante las actividades diarias, fatiga y estrés.

No se deben subestimar las causas del estrés en los niños, especialmente durante la edad escolar, ya que se ha comprobado que quienes son acosados ​​tienden a desarrollar este tipo de conductas. Para el bruxismo nocturno, en cambio, una causa podría ser la de los llamados microdespertares y todas aquellas actividades que pueden afectar negativamente al sueño del bebé .

Para el bruxismo nocturno se han realizado estudios que parecen identificar una causa responsable del rechinamiento involuntario de los dientes en las infecciones del tracto respiratorio superior. También es posible identificar una causa “comportamental” en los niños que ven a sus padres tener este hábito y que tienden a repetirlo.

Incluso un exceso de uso en los smartphones , tablets y otros dispositivos electrónicos puede desencadenar bruxismo como resultado de la luz emitida por estos dispositivos en el cerebro y la postura del cuello y la cabeza para usarlos.

Sin embargo, al inicio de la dentición, el bruxismo en los niños es fisiológico ya que está ligado a la falta de estabilidad de la mandíbula en la parte posterior de las arcadas dentarias ligada a la protrusión del primero de los incisivos.

Incluso la presencia de patologías más o menos graves puede interferir en el sueño de los niños y provocar bruxismo. En particular, algunas formas severas de retraso mental, parálisis cerebral o encefalopatía también pueden tener el efecto de rechinar los dientes.

¿Cómo reconocer el bruxismo en los niños?

Hemos mencionado la dificultad de los padres para saber si sus hijos tienen episodios de bruxismo, debido a su carácter esporádico y de corta duración . Como hemos tenido oportunidad de profundizar hablando de las causas, el bruxismo se convierte en un problema del que preocuparse cuando va asociado a otros trastornos o, de nuevo, es consecuencia de problemas mucho más graves.

La atención de los padres , por tanto, debe estar puesta en el estado de salud (no sólo físico) y serenidad de sus hijos. En un contexto de este tipo, de hecho, el bruxismo no es muy grave y se resuelve espontáneamente con el paso del tiempo.

Ante episodios de estrés u otras condiciones insalubres, siempre es necesario investigar más el problema para resolver la causa más que el propio bruxismo. También porque en sí mismo no existen curas ni tratamientos para una condición que, en la gran mayoría de los casos, es completamente inofensiva y representa más un indicador de un malestar que un problema en sí mismo al que enfocarse.

Bruxismo en niños: consecuencias y riesgos

Aunque, como se ha dicho, se trata de una condición generalmente inofensiva y transitoria , el bruxismo en los niños aún puede, sobre todo en las manifestaciones más graves, acarrea una serie de consecuencias negativas para su salud.

Los principales incluyen el desgaste excesivo de los dientes temporales (y solo en raras ocasiones también de los permanentes), los empastes , las fracturas dentales y los trastornos articulares de la mandíbula y los músculos de la masticación . Al mismo tiempo, el niño puede quejarse de dolores de cabeza o mostrar signos de mayor fatiga.

Remedios para el bruxismo en niños

No existen (y no serían adecuadas) terapias y tratamientos para el bruxismo en niños, al igual que no se recomienda el uso de placas oclusales (de mordida).

En caso de condiciones particulares o que causen preocupación en los padres, es necesaria la consulta con el pediatra primero y luego con el odontopediatra para revisar la situación y evaluar, también en función de la edad del niño , los remedios. Los padres pueden trabajar en la serenidad de los niños y en su sano crecimiento psicofísico , educándolos en el deporte , para reducir las condiciones de estrés y siempre invirtiendo mucho en el juego y en todas aquellas actividades agradables y divertidas para el niño.

Lo último en Bebés

Últimas noticias