Almeida proyectará la bandera arcoiris sobre la fachada del Ayuntamiento el Día del Orgullo Gay

Orgullo Gay
Cibeles iluminada con los colores de la bandera LGTBi en 2021.

El alcalde de Madrid, José luis Martínez Almeida, ha tomado una decisión salomónica para cerrar las bocas de una oposición empeñada en montar una polémica a cuenta de la bandera LGTBi. La enseña del Orgullo no colgará de la fachada del Consistorio, pero sus colores arcoiris la vestirán de gala gracias a un proyector que también pintará  la fuente de Cibeles.

Los colores del Orgullo cubrirán el Ayuntamiento y la fuente los días 1, 6 y 9 de julio. La enseña LGTBi no puede ondear en la sede de la Corporación porque una sentencia del Tribunal Supremo prohíbe colocar banderas que no sean oficiales. La proyección del arcoiris en las noches señaladas permite cumplir la ley y, al mismo tiempo, acallar las críticas de la izquierda. En 2021 ocurrió exactamente igual.

El alcalde ha defendido que el Consistorio «respeta la sentencia del Tribunal Supremo que dice que no puede ondear otra bandera que no sean las oficiales» y la LGTBi «está suficientemente representado con la iluminación».

Almeida considera que se ha optado «por una manera que también representa lo que eso significa», ya que «la sentencia del Supremo es clarísima» y se ha optado por una «solución diferente que acredita que la bandera LGTBi va a estar presente con iluminación».

«El Orgullo se celebra en el Ayuntamiento como todos los años», ha sentenciado.

La guerra de la bandera del Orgullo ha sido la excusa para que la portavoz del Grupo Mixto, Marta Higueras, haya presentado una denuncia ante la Fiscalía por presuntos delitos de prevaricación administrativa por omisión, dejación de funciones, de odio y de asociación ilícita para promover o incitar a la discriminación interpuesta «contra la Junta de Gobierno y aquellas personas que tienen responsabilidad de cumplir los acuerdos del Pleno» por no poner la bandera arcoíris en el Palacio de Cibeles.

Higueras presentó la denuncia después de que la bandera no ondee en la fachada incumpliendo el mandato plenario de la sesión de mayo, que fue aprobado con los votos de la izquierda y Cs a partir de una proposición presentada por Más Madrid y transaccionada con el PSOE. PP y Vox votaron en contra.

«Es muy importante que la visibilidad de las personas del colectivo LGTBI sea clarísima en las instituciones, que todos los que tenemos alguna responsabilidad hagamos lo posible para que nuestros derechos se defiendan. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y toda la Junta de Gobierno tienen la responsabilidad de que los acuerdos de Pleno los cumplan y que defiendan nuestros derechos para que sea el alcalde de todas, todos y todes», ha declarado Higueras en un comunicado.

Almeida, sin embargo, ha explicado que el acuerdo con Cs para no colgar la bandera es total, y ha criticado la actitud de la oposición: «No deja de ser curioso, de todas formas, que aquellos que quieren aprovecharse del colectivo LGTBi para hacer política sin embargo obvien que este año, al igual que sucedió el año pasado, se iluminará el Palacio de Cibeles y la fuente con los colores de la bandera», ha afirmado el alcalde.

 

Lo último en España

Últimas noticias