La productora del grupo de Roures que financió al PDeCAT invirtió 1,2 millones en «bonos patrióticos» de la Generalitat

La productora del grupo de Roures que financió al PDeCAT invirtió 1,2 millones en «bonos patrióticos» de la Generalitat
Artur Mas y Jaume Roures.
  • Teresa Gómez y M.A. Ruiz Coll

La productora de TV3 Triacom Audiovisual SL, que está siendo investigada en la Audiencia Nacional por financiar ilegalmente la campaña electoral de Artur Mas en 2010, invirtió 1,2 millones de euros en la compra de «bonos patrióticos» de la Generalitat.

Se trata de una emisión de deuda pública que el Tripartito de José Montilla aprobó en noviembre de 2010 por un importe inicial de 3.000 millones de euros, para resolver los problemas de liquidez de la Generalitat provocados por la crisis económica, y que luego amplió el Govern de Artur Mas.

La productora del grupo de Roures que financió al PDeCAT invirtió 1,2 millones en «bonos patrióticos» de la Generalitat
Triacom SL compró bonos patrióticos

Un informe de la Jefatura de Información de la Guardia Civil recién incorporado al ‘caso 3%’, al que ha tenido acceso OKDIARIO, detalla los movimientos bancarios realizados por la productora Triacom Audiovisual durante los años 2010 y 2011. En ellos, consta una «suscripción de bonos de la Generalitat de Cataluña por un importe de 1.200.000 euros».

En sus informes dirigidos al juez José de la Mata, la Agencia Tributaria y la Audiencia Nacional consideran acreditado que Triacom Audiovisual SL financió ilegalmente con 750.000 euros la campaña electoral que llevó a Artur Mas a la presidencia de la Generalitat en diciembre de 2010.

En aquel momento, el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures tenía una participación del 10% en el accionariado de Triacom, que además grababa sus programas para TV3 en los estudios del Grupo Imagina (Mediapro) en Barcelona. El administador único de Triacom es Oriol Carbó, quien ha sido gerente de TV3.

Los «bonos patrióticos» de la Generalitat, lanzados al mercado para que pequeños inversores hicieran frente a la deuda autonómica, fueron una iniciativa puesta en marcha por el socialista José Montilla cuando estaba al frente de la Ejecutivo autonómico. Su sucesor, el independentista Artur Mas, lanzó nuevas participaciones mínimas de 1.000 euros a tipos de interés muy elevados.

Sin embargo, un año después cientos de miles de pequeños ahorradores se encontraban atrapados ante la dificultad de venderlos en el mercado. Gran parte de los bonos emitidos en abril de 2011 por el Govern de Artur Mas, con un plazo de amortización de dos años, tuvieron que venderse a un precio del 87,1% (con pérdidas próximas al 13% para el inversor inicial), según denunciaron expertos económicos.

En abril de 2018, durante el Gobierno de Mariano Rajoy, la Generalitat utilizó el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para hacer frente a 1.600 millones de euros en intereses de los bonos emitidos por Artur Mas.

La productora Triacom Audiovisual, controlada por el ex gerente de TV3 Oriol Carbó, está siendo investigada por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por desviar fondos procedentes de la televisión autonómica catalana para financiar ilegalmente las campañas electorales de Convergència que auparon a Artur Mas a la presidencia de la Generalitat.

Carbó pagó ocho facturas que sumaban un importe de 750.000 euros a tres sociedades de Juan Manuel Parra (Hispart SA, Estereo Rent SL y Audiovisuales Exit SL) con quien CiU mantenía una deuda por servicios realizados al partido durante la campaña electoral de 2010.

La productora del grupo de Roures que financió al PDeCAT invirtió 1,2 millones en «bonos patrióticos» de la Generalitat
Relación de facturas falsas abonadas por Triacom al empresario José Manuel Parra.

Estos pagos fueron justificados con ocho facturas falsas por supuestos servicios técnicos para la producción de los programas El gran dictat y Fisch & chips, que Triacom realizaba para TV3. El primero era un concurso televisivo relativo a conocimientos lingüísticos en lengua catalana, emitido en la televisión autonómica desde el 10 de septiembre de 2009 hasta el 9 de enero de 2017. Y en el segundo, alumnos de dos colegios distintos competían y demostraban su destreza con el inglés.

«Inconsistencias» en las facturas

En el último informe aportado a la causa, los investigadores de la Guardia Civil subrayan «determinadas inconsistencias observadas en las facturaciones». Algunas facturas giradas por Parra a Triacom, para cobrar la deuda contraída por Convergència, superaban el 85% del presupuesto que recibía la factoría audiovisual de TV3 para producir los programas de televisión.

«Es inviable que el alquiler de monitores de plasmas y ordenadores, en algunos casos equipos de sonidos, superen más de la mitad del importe destinado a la producción del programa», subrayan los investigadores en el escrito.

Añaden: «Más desproporcionado es, si cabe, las tres facturas relacionadas con los albaranes de enero, febrero y abril de 2011, para los trabajos que se emitirían a partir de julio de 2011, cuyos suministros son siempre los mismos y consisten en diez monitores y un ordenador para cada factura, y que suponen el 87% del presupuesto del contrato para rodar 21 capítulos de El Gran Dictat».

La productora del grupo de Roures que financió al PDeCAT invirtió 1,2 millones en «bonos patrióticos» de la Generalitat
Comparativa entre los presupuestos contratos de EL GRAN DICTAT y las facturas
emitidas por el Grupo.

Fraccionados en 200.000€

Los agentes de la Jefatura de Información exponen que las facturas emitidas por las sociedades de Parra y abonadas por Triacom se fraccionaban en bloques de 200.000 euros. A excepción del último pago cuyo importe total fue 150.000 euros en dos facturas de 90.000 euros netos y 60.000 euros netos, respectivamente.

«Así, se puede observar que en el mes de octubre de 2010, la sociedad Hispart emitió las facturas HF10/528 y HF10/529 por importes respectivos de 115.000 euros netos y 85.000 euros netos, lo que implica un total de 200.000 euros», concluyen.

Lo último en Investigación

Últimas noticias