En el Banco Itaú

Panamá localiza ingresos de 8,5 millones en dos empresas ‘tapadera’ de González y Rodríguez Sobrino

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el expresidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino.
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el expresidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino.

Panamá ha localizado ingresos de 8,5 millones de euros (9.984.196 dólares) en las empresas ‘tapadera’ del expresidente madrileño, Ignacio González, y el expresidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino, en el marco del caso Lezo. Estas cantidades se ingresaron en cuentas y depósitos a nombre de las sociedades Amalfi Trading Corp. y Rafaello Investment Corp. en el Banco Itaú del país centroamericano entre 2010 y 2016.

Los investigadores sostienen que las sociedades Amalfi y Rafaello fueron empleadas por los dos principales investigados como ‘sociedades pantalla’ para recibir, entre otras, las comisiones derivadas de la compra de la filial brasileña del Canal de Isabel II, Emissao. Dicha sociedad se adquirió en 2013 por 21,5 millones de euros a través de la colombiana Inassa, que presidía el propio Rodríguez Sobrino. Apenas un año después de la compra su valor era de tan sólo 5,1 millones.

Según la documentación, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, la Fiscalía de Panamá ha localizado una cuenta de la sociedad Amalfi que ingresó un total de 1.919.852 dólares entre junio de 2014 y marzo de 2016, sin embargo, actualmente su saldo es de 39.852 dólares. Además, se han identificado dos depósitos con un saldo de 860.218 y de 615.205 dólares, respectivamente.

El Ministerio Público panameño también ha encontrado en la misma entidad una cuenta bancaria ya cerrada a nombre de la sociedad Rafaello, que registró una entrada y salida de efectivo de 6.588.921 dólares entre abril de 2010 y septiembre de 2015. Es decir, esta cuenta recibió diferentes ingresos que son investigados incluso antes de la compra de Emissao.

De los 8,5 millones de euros que se ingresaron en los productos bancarios a nombre de Amalfi y Rafaello en esta entidad panameña, sólo quedaban 1,3 millones correspondientes a la cuenta y a los dos depósitos a nombre de la citada sociedad Amalfi. Estas cantidades fueron bloqueadas por el Banco Itaú, antiguo Helm Bank, en enero de este año, tras recibir la petición de información cursada por la Fiscalía de Panamá.

Documento del Banco Itaú remitido a la Fiscalía de Panamá.
Documento del Banco Itaú remitido a la Fiscalía de Panamá.

La Fiscalía Anticorrupción de Panamá afirma en un escrito, al que ha tenido acceso este diario, remitido el pasado 27 de marzo al Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional que “en el Banco ITAÚ Panamá, antiguo Helm Bank, se ubicó productos bancarios a nombre de la sociedad Amalfi Trading Corp., así como documentación solicitada de la cuenta No. 102042860, en donde hacen referencia al titular de la cuenta, los firmantes y adjuntan documentos referentes a la mismas”.

“Con posterioridad”, añaden, “remitieron por escrito las cuentas y sus saldos, así como la certificación de las productos bancarios bloqueados, siendo estos la cuenta corriente No. 102045056, con saldo de B/. 39,852.27 y dos depósitos a plazo fijo, el primer deposito 860.218,19 dólares y el segundo depósito de 615.205, 56 dólares“, correspondientes a la Sociedad Amalfi Trading Corp.

Cuentas bancarias a nombre de Rafaello y Amalfi en el Banco Itaú de Panamá.
Cuentas bancarias a nombre de Amalf y Rafaelloi en el Banco Itaú de Panamá.

Tal y como avanzaba OKDIARIO, la Fiscalía Anticorrupción tiene previsto concluir en septiembre la investigación de la pieza principal del caso Lezo sobre la compra de la sociedad brasileña Emissao y la compañía colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II.

El Ministerio Público pedirá entonces la incoación de procedimiento abreviado de esta pieza del caso Lezo y estará en disposición de solicitar la conclusión de las diligencias de instrucción. Después, Anticorrupción presentará su correspondiente escrito de acusación.

Desde el entorno de Ignacio González, aseguran a OKDIARIO que el ex presidente madrileño no es titular de las sociedades Amalfi y Rafaello y que la única supuesta vinculación que tiene con ellas es la que mantiene en su declaración Rodríguez Sobrino.

El reparto de los 5,4 millones de dólares

El ex gerente de la filial colombiana del Canal de Isabel II Inassa, Diego García Arias, explicó en su declaración del pasado 9 de mayo en la Audiencia Nacional cómo se repartió una comisión total de 5,4 millones de dólares tras la adquisición de la filial brasileña Emissao en 2013. Una compra que, según sus testimonio, se realizó “por orden de Ignacio González”.

Diego García Arias explicaba que la mano derecha de González en los negocios del Canal en Latinoamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, le dijo que “había que sacar adelante la operación [compra de Inassa] porque Ignacio González le había dicho que iba a haber algo para nosotros [comisión]. Pero no me definió a quiénes y monto”, sostuvo.

El ex directivo colombiano afirma que él percibió 900.000 dólares por la operación y que el reparto de la comisión se efectuó de la siguiente forma: Ignacio González (1,8 millones); el ex presidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino (900.000 dólares); el ex gerente de la filial colombiana Triple A, Ramón Navarro Pereira (900.000 dólares) y el ex delegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro (900.000 dólares).

Últimas noticias