LOS ‘PAPELES SECRETOS’ DE GINEBRA

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»

Los testaferros de Don Juan Carlos – Álvaro de Orleans y Arturo Fasana – abrieron la cuenta de Fondation Zagatka en el Credit Suisse de Ginebra con una disponibilidad de hasta 150.000 euros "para necesidades personales"

Los testaferros mintieron al banco ocultando su relación con una ‘persona políticamente expuesta’ como Juan Carlos I

El fiscal suizo descubre una cuenta de Juan Carlos I en Ginebra a nombre de su primo y otros testaferros

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»
Álvaro de Orleans, Don Juan Carlos y Arturo Fasana.

Los testaferros de Don Juan Carlos abrieron la cuenta de Fondation Zagatka en el Credit Suisse de Ginebra con una disponibilidad de hasta 150.000 euros, cada dos meses, «para necesidades personales y facturas». De esta manera, cualquier persona con una tarjeta de crédito podía sacar dinero en metálico de un cajero o endosar en la cuenta los gastos de su actividad social, sin dejar rastro de su identidad.

Así lo negociaron Arturo Fasana, en representación de Rhône Gestion, y Álvaro de Orleans cuando contrataron con la entidad bancaria suiza la cuenta 0251-798208-9, el 28 de julio de 2009. Los beneficiarios de la cuenta no tenían problemas de saldo para hacer efectivas tales cantidades de dinero porque la cuenta fue abierta con varios millones de euros.

En el contrato con el Credit Suisse, los testaferros fijaron una cifra considerable en el apartado «movimientos esperados como parte de la relación»: «Entre 5.000 y 150.000 euros». Y añaden que esa disposición del dinero se produciría «aproximadamente cada dos meses».

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»
Documento del Credit Suisse que certifica que los testaferros abrieron la cuenta suiza con un tope de 150.000€ para «necesidades personales y facturas».

En el sumario del ‘caso Testaferros’, investigado por el fiscal helvético Yves Bertossa, aparecen facturas que fueron remitidas a la cuenta de Zagatka por servicios realizados para Su Majestad (SM). Algunas de ellas están relacionadas con el alquiler de jets para desplazamientos privados o el abono de facturas de hoteles.

OKDIARIO desveló el contrato de un chárter Bombardier Challenger 605 utilizado para un viaje de Don Juan Carlos a Bahrein por un importe de 125.000 euros, en marzo de 2016. Bertossa tiene en su poder los documentos que demuestran que Álvaro de Orleans gestionó con el representante de la compañía aérea Jet Partner, M.Vicent Kavanagh, el vuelo privado de SM a Bahrein y Emiratos Árabes Unidos.

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»
Los servicios de la compañía británica AirPartner tuvieron un coste de 125.000 euros.

En el documento, en el apartado «parties» (partes del contrato), aparecen los nombres de Álvaro J. de Orleans Borbón y del teniente coronel Vicente García Mochales, que figura en la casilla «charterer name» (nombre del fletador). Mochales es el jefe del equipo de escoltas del monarca.

La cantidad del flete del chárter fue abonada por Dante Canonica con cargo a una cuenta de un banco de Ginebra, tras recibir la orden del propio Álvaro de Orleans. Canonica y Arturo Fasana, junto con Álvaro de Orleans, son los tres testaferros que investiga la Fiscalía helvética por blanqueo de capitales desde agosto de 2018.

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»
Vicente García Mochales, teniente coronel de la Guardia Civil, fletó el jet privado.

Fondation Zagatka, la pieza clave

Álvaro de Orleans servía de pantalla para contratar los jets que utilizaba su primo. De esa manera, garantizaba la opacidad sobre la identidad de quién los pagaba realmente. Los viajes eran organizados al margen del protocolo de Palacio de la Zarzuela.

Siguiendo ese formato, diseñado por sus asesores fiscales en Ginebra, SM utilizaba los servicios y la Fondation Zagatka los pagaba en la cuenta de Ginebra. Pero, el sistema no era tan perfecto porque el primo de Don Juan Carlos utilizó en más de una ocasión el domicilio de la Casa del Rey: «Palacio de la Zarzuela. 28071. Madrid».

La pieza clave de las pesquisas del fiscal de Ginebra, Yves Bertossa, se sustenta en una fundación de nombre Zagatka que fue constituida en Vaduz (Liechtenstein) hace 17 años. Álvaro de Orleans Borbón figura como primer beneficiario, pero la Fiscalía helvética investiga desde agosto de 2018 si, en realidad, la fundación es una propiedad del Rey Juan Carlos.

En el sumario P14783/2018, que se instruye con total secretismo en tierras helvéticas por un posible delito de blanqueo de dinero, figura una serie de facturas y documentos que demuestran que Zagatka era una fundación pantalla. Ya no quedan dudas de que, por medio de ella, los testaferros ocultaban grandes cantidades de dinero de procedencia dudosa.

La millonaria cuenta offshore de Juan Carlos I en Suiza disponía de 75.000 € mensuales para «necesidades personales»
La sede central de Credit Suisse en Zúrich.

Una propiedad difícil de demostrar

Aunque el primo del Rey Emérito aparece como titular de Fondation Zagatka y en algunas de las cuentas bancarias de Ginebra, según destacan fuentes próximas a la investigación, va a ser muy difícil demostrar su titularidad. Desde que se abrieron las diligencias, todas las pistas de las pesquisas sobre blanqueo de dinero conducen a la fundación Zagatka de Vaduz, la capital del Principado de Liechtenstein.

Fondation Zagatka fue constituida en Vaduz (Liechtenstein), en octubre de 2003 como «un fondo familiar». La firma tiene su sede legal en el domicilio del trust Allgemeines Treuunternehmen (ATU), en Äulestrasse 5 de la capital del paraíso fiscal europeo.

En la cinta que Villarejo grabó de manera subrepticia a Corinna en su domicilio de Londres en 2015, la ex compañera sentimental de Juan Carlos aseguraba que Álvaro de Orleans era el testaferro de Juan Carlos en cuentas bancarias de Suiza: «Es él quien paga los vuelos hasta Los Ángeles. Esos vuelos privados salen de Torrejón, de la zona militar para no estar controlados. Es una compañía inglesa que se llama Air Partner y salen con los aviones privados de ahí. Es Álvaro quien los está pagando».

Esta cinta sirvió para que el fiscal de Ginebra abriera la causa contra los testaferros de Don Juan Carlos, después de que OKDIARIO desvelara su contenido en julio de 2018.

Lo último en Investigación

Últimas noticias