La abogada Montse Suárez redactaba sus escritos para el BBVA ‘tuneados’ y al dictado de Villarejo

Montse Suárez
La abogada y colaboradora de Risto Mejide Montse Suárez.

La abogada y tertuliana del programa televisivo Todo Es Mentira (TEM) de Cuatro Montse Suárez escribía sus textos legales para el BBVA al dictado y “tuneados” por José Villarejo. Letrada y policía se conjuraban entre bambalinas, ya en 2013, en una ofensiva diseñada por Francisco González (FG) contra Luis Pineda, ex presidente de Ausbanc, y la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete.

Las conexiones clandestinas de la letrada Montse Suárez con el ex comisario Villarejo han quedado al descubierto tras el levantamiento del secreto sumarial de la operación Tándem, gracias a unos correos electrónicos que figuran en la pieza 9 sobre el espionaje del BBVA.

En un email ([email protected]) remitido por Villarejo a su socio y colaborador Rafael Redondo ([email protected]), en agosto de 2013, el policía le daba las siguientes instrucciones: “Reenvíale a Kol la copia de escrito y el texto tuneado que está abajo. JV”.

Cuando el comisario infiltrado mencionaba a “Kol” se estaba refiriendo al también ex comisario Julio Corrochano, en aquellas fechas jefe de Seguridad del BBVA y hombre de confianza del presidente FG. El correo estaba firmado con las iniciales “JV”, que coinciden con las de José Villarejo.

Villarejo
El correo electrónico que Montse Suárez hizo llegar al comisario Villarejo a través de su número 2, Rafael Redondo.

El texto tuneado que está abajo” corresponde a un escrito judicial que, previamente, a las 12, 49 horas del 4 de agosto de 2013, la letrada y colaboradora de Risto Mejide había remitido a Rafael Redondo. El texto debía ser importante porque Suárez se lo enviaba un domingo en plenas vacaciones estivales, cuando Madrid comenzaba a quedarse vacío.

Acompañando al archivo, la letrada escribía unas notas a Redondo que denotaban cierta proximidad con el socio y colaborador de Villarejo: “Te remito copia de mis alegaciones que quiero presentar el lunes. Dime si te parecen correctas. El acta de manifestaciones, documento uno, es demoledor”.

Suárez, que en sus intervenciones en el programa televisivo TEM se presenta como el azote de la corrupción y de las cloacas, solicitaba a Villarejo a través de su número dos las instrucciones precisas y la supervisión para poder presentar en el Juzgado un texto “demoledor”. ¿Demoledor contra quién?

Un comportamiento poco ético

La propia letrada despejaba la incógnita en su texto: “La queja contra Pineda y Virginia la presento antes del miércoles y ahí si (sic) que digo lo del control de ML por parte de Luis Pineda y tus sugerencias que me parecen todas muy acertadas”.

Cuando escribía “ML” se refería a Manos Limpias, el sindicato que entonces estaba personado en la causa contra Urdangarin y la infanta Cristina, en el conocido como caso Nóos, que había estallado en 2010.

“Pineda” era Luis Pineda, el presidente de Ausbanc. La asociación de usuarios de banca había conseguido, tres meses antes de que Suárez escribiera su email, que el Tribunal Supremo dictara una sentencia en la que condenaba al BBVA por las cláusulas suelo, por la que se beneficiaban miles de ciudadanos españoles. Por tanto, el acoso de FG contra Ausbanc se producía años antes de que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) iniciara las pesquisas dentro de la operación policial bautizada como Nelson.

Y “Virginia” era Virginia López Negrete, la abogada que representaba a Manos Limpias en la acusación contra la hija y el yerno de Don Juan Carlos I. De ahí el interés de la tertuliana Suárez por “las sugerencias acertadas” de Villarejo, que tan letrado como ella, en 2013, ya estaba colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

El comportamiento ético de Suárez no rechinaría si no fuera porque meses antes había colaborado como letrada tanto con Ausbanc como con Manos Limpias. Con la asociación de Pineda fue sus ojos y oídos durante el juicio de Banesto y con el sindicato de Miguel Bernad no sólo llegó a participar en el caso Nóos sino que también pretendió sustituir a Negrete en el proceso.

Una experta en ‘cloacas del Estado’

Suárez, en una pirueta a todas luces poco deontológica, pegó un triple salto mortal desde ambas asociaciones y recaló en el BBVA, donde empezó a trabajar en la organización de Francisco González. Villarejo en aquellas fechas estaba ligado a los intereses de FG en la entidad bancaria.

El primer contrato del comisario con el BBVA había sido firmado en 2004, como queda constatado entre los documentos del sumario de la Audiencia Nacional. Villarejo, por tanto, ya era conocido en el banco por realizar trabajos especiales que les eran encargados por el propio FG a través de Corrochano y Ayuso.

Las relaciones de la cloacóloga Suárez con Villarejo y Redondo deberían ser en aquellos momentos muy estrechas por la manera como se despedía en su email: “Un fuerte abrazo, seguimos en contacto y gracias por todo”.

¿En contacto? ¿Para qué? ¿Gracias por todo? ¿Qué escondía ese “todo”? Es una pregunta que debería responder la propia Suárez, una experta en las cloacas del Estado, en su programa televisivo TEM o en la pieza 9 del sumario Tándem.

La trama del BBVA

El correo reproducido por OKDIARIO da a entender que la abogada participaba junto a Villarejo en las operaciones de FG contra sus enemigos. Por todo ello, el Juzgado Central de Instrucción número 6 mantiene abierta una investigación contra el BBVA por el espionaje a empresarios, personajes públicos y periodistas.

Se da la casualidad de que quienes más han aullado contra unas supuestas cloacas periodísticas, sirviéndose de la plataforma de Todo Es Mentira y de varios especiales televisivos, producidos por La Fábrica de la Tele, forman parte del entramado más patibulario de FG y Villarejo en el BBVA:

-Suárez y sus vínculos ahora descubiertos con el clan Villarejo. La abogada se sometió a las imposiciones de quien ahora llama “cloaca”. ¿Y entonces? El ex comisario mantuvo durante 13 años un contrato de servicios a través de su sociedad Cenyt por el que llegó a ingresar del BBVA más de 10 millones de euros.

Risto Mejide, socio de FG en una sociedad constituida en Inglaterra y beneficiario de suculentos contratos de publicidad del banco, que investiga un Juzgado de Instrucción de Madrid por fraude.

Javier Ayuso, señalado por la Fiscalía como colaborador del CNI y mediador entre el BBVA y Villarejo, que llegó a “regalar” a Urdangarin 116.000 euros cuando era director de Comunicación del BBVA. Años después, fue nombrado dircom de la Casa del Rey.

-Y Patricia López, la reportera de Público y experta en cloacas, que formó parte de la nómina de Ausbanc durante todo un año, hasta que la organización fue desarticulada por la Policía.

“Todos ellos se presentan como cloacólogos pero son quienes en realidad han participado en una organización criminal para ocultar los escándalos del CNI y de su director en el caso Corinna. También en las maniobras de Jaume Roures, el propietario de Público, quien para tapar sus miserias y las del independentismo catalán reprodujo las cintas grabadas al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y al comisario Enrique García Castaño”, destacó a OKDIARIO un ex alto cargo del Ministerio del Interior.

Lo último en Investigación

Últimas noticias