Kim Jong Un modifica la Constitución para proclamarse oficialmente jefe de Estado de Corea de Norte

Kim Jong Un-Trump
Kim Jong-un y Donald Trump se estrechan la mano en su encuentro en Singapur. (Foto: AFP)

Kim Jong Un ha dado un paso más para reforzar su poder en Corea del Norte. Hasta ahora era ‘sólo’ el líder supremo en su condición de presidente de la Comisión de Asuntos Estatales, el órgano que controla la nación, pero según la Constitución su papel era únicamente el de "representar al país" como jefe de Estado.

Es apenas un matiz, pero con implicaciones legales. Ahora, según ha informado la web Naenara, un medio de comunicación estatal de propaganda, la Constitución se modifica para sacralizar su cargo como tal jefe de Estado.

Kim Jong Un fue reelegido como presidente de la Comisión de Asuntos Estatales el pasado abril. El líder norcoreano fue elegido por primera vez para ocupar el cargo en junio de 2016, cuando la comisión fue creada para reformar la Constitución del país.

La Constitución anterior recogía que era el presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo (SPA, según sus siglas en inglés) quien representaba al país como jefe de Estado, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap. El ‘líder supremo’ cubre con esta reforma una laguna legal que, seguramente, no satisfacía plenamente sus ambiciones de poder y Corea del Norte cuenta por fin con un jefe de Estado y no con un mero "representante".

Por su parte, Choe Ryong Hae, fue elegido también en abril nuevo presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo.

Lo último en Internacional