Limpieza

Cómo limpiar una sartén quemada con remedios caseros

Los trucos caseros son muy efectivos en cuestiones de limpieza

limpiar una sartén quemada
Las sartenes son imprescindibles en la cocina

Las sartenes son un utensilio imprescindible en la cocina, ya que en ellas se pueden preparar todo tipo de platos, por lo que su mantenimiento y cuidados deben ser siempre óptimos para que se mantengan en las mejores condiciones. Si quieres saber cómo limpiar una sartén quemada, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos trucos caseros para hacerlo con éxito.

A la hora de cocinar, cualquiera puede tener un despiste y que se le queme la comida, lo que en muchos casos lleva a que también se queme la sartén. Si eso te sucede, no te preocupes ya que tiene solución y puedes recurrir a diferentes trucos para dejarla reluciente y no tener que tirarla.

Remedios caseros para limpiar una sartén quemada

Vinagre y bicarbonato

Estos dos ingredientes son perfectos para utilizar en trucos de limpieza ya que son muy eficaces y lo dejan casi todo reluciente. En este caso, vas a necesitar media taza de vinagre blanco con una taza de agua y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Vierte el vinagre sobre la sartén, como si lo fueras a cocinar, añade el agua y pon a calentar hasta que hierva, cuando debes retirar del fuego y añadir el bicarbonato, que hará que aparezca una efervescencia y la suciedad se pueda quitar fácilmente.

Patatas y sal gruesa

Para poner en práctica este truco necesitas una cucharada de sal gruesa, una patata cruda y una cucharadita de aceite de oliva. Enjuaga la sartén con agua y elimina los restos de suciedad que puedas. Corta la patata por la mitad y frota con ella la sartén, como si fuera un estropajo, realizando movimientos circulares durante unos minutos. Elimina los restos con agua y, para terminar, extiende el aceite de oliva por toda la superficie para que la sartén quede protegida.

Papel de aluminio y sal gruesa

En este caso vas a necesitar una cucharada de sal gruesa y un trozo de papel de aluminio, y es tan sencillo como espolvorear la sal en la superficie de la sartén y hacer una bola con el papel para frotar, como si fuera un estropajo. Frota bien, al menos hasta que veas que el papel está negro de haber adquirido toda la suciedad de lo quemado. Para terminar, enjuaga con agua y lava como haces habitualmente.

Bicarbonato y limón

Reparte dos cucharadas de bicarbonato de sodio en la superficie de la sartén y después frota con medio limón como si fuera una esponja o estropajo. Frota durante unos minutos y verás que la suciedad se desincrusta fácilmente.

Coca-Cola

Sí, la Coca-Cola es uno de los refrescos más consumidos en todo el mundo, y también muy útil para limpiar una sartén quemada. Vierte una taza de este refresco en la sartén y pon a calentar a fuego lento durante 40-60 minutos. Pasado ese tiempo, retira del fuego y frota con una esponja hasta que lo quemado se elimine por completo.

Lo último en How To

Últimas noticias