Limpieza

Cómo eliminar el mal olor de las alfombras

Eliminar el mal olor de las alfombras es una tarea sencilla si contamos con los materiales necesarios para hacerlo. Toma nota de este remedio natural.

Eliminar el mal olor de las alfombras
Pasos para eliminar el mal olor de las alfombras

Eliminar el mal olor de las alfombras es una tarea sencilla si contamos con los materiales necesarios para hacerlo. Estas piezas de decoración aportan mucha calidez al espacio, pero también son muy vulnerables. Especialmente las situadas en salones, comedores o lugares de paso, pueden verse expuestas a una serie de inconvenientes. Las bebidas que se nos pueden caer, una mascota un tanto inquieta o un fumador compulsivo pueden hacer que esta pieza de decoración acabe absorbiendo toda una serie de malos olores. Toma nota de este remedio natural infalible que te permitirá eliminar el mal olor y ambientar toda la habitación con una fragancia increíble.

Materiales para eliminar el mal olor de las alfombras

  • Bicarbonato de sodio
  • Flores de lavanda
  • Hojas secas de tomillo

Pasos para eliminar el mal olor de las alfombras

  1. Vamos a crear un limpiador natural de forma fácil y rápida. Necesitamos tener a nuestra disposición algunos elementos indispensables para conseguirlo, empezando por la lavanda. Las flores secas de lavanda las podemos encontrar en tiendas especializadas o ir en busca de ellas al campo, es una excusa perfecta para tomar el aire.
  2. Picamos las flores de lavanda, nos interesa que nos quede muy finitas para poder mezclarlas mejor con el resto de los ingredientes. Haremos lo mismo con el tomillo, las hojas secas las queremos picadas muy finitas. Pondremos la misma cantidad de lavanda que de tomillo en función de la superficie que queremos limpiar pueden ser 2 cucharadas mínimo, hasta unas 5 si se trata de una alfombra muy grande.Cómo eliminar el mal olor de las alfombras
  3. Mezclamos las hojas y las flores cortadas en un bol con el bicarbonato sódico. La cantidad exacta será de 100 gramos hasta 200, dependiendo de las hojas y flores. Mezclamos muy bien estos ingredientes hasta que estén perfectamente integrados.
  4. Ponemos esta mezcla sobre la alfombra. Lo ideal es dejar que actúe toda la noche o como mínimo unas 6 horas, todos los elementos deben poder impregnarse perfectamente en la alfombra. La mañana siguiente quitamos con la ayuda de una aspiradora o cepillo. Podremos comprobar como el mal olor ha desaparecido y en su lugar nos queda un suave aroma a lavanda y tomillo.

Repetiremos la operación cada vez que notemos un olor extraño en nuestra alfombra. Es importante mantener siempre limpia esta pieza de decoración. Cualquier alfombra está expuesta permanentemente a todo tipo de impurezas que pueden provocar este mal olor, tener una rutina de limpieza semanal, evitará muchos problemas

Lo último en How To

Últimas noticias