Salud

Cómo curar una herida infectada

Las heridas pueden tener infecciones graves si no se tratan correctamente

curar una herida infectada
Las heridas pueden tener infecciones graves si no se tratan correctamente

El mínimo rasguño puede causar una herida bastante incómoda que puede infectarse y convertirse en un problema importante, por lo que hay que tomarse en serio cualquier herida para tratarla de la manera adecuada. Si quieres saber cómo curar una herida infectada, sigue leyendo y toma nota de los pasos adecuados para hacerlo de forma correcta.

Cuando no limpias la suciedad de una herida rápidamente, habrá un alto riesgo de infección, por lo que es imprescindible actuar de manera inmediata para evitar complicaciones. También se puede infectar si tiene saliva, es una mordedura de persona o animal, tarda mucho en cicatrizar o ha sido a causa de una perforación, por ejemplo con un vidrio roto o un clavo.

¿Cómo se puede saber si una herida está infectada?

Para poder identificar una infección en una herida debes tener en cuenta estas señales:

  • Fiebre local o general.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Dolor persistente.
  • Secreción de pus.
  • Mal aspecto y mal olor.
  • Ausencia de signos de cicatrización.

Pasos para curar una herida infectada

  1. Lo primero que tienes que hacer es limpiar la herida con agua y jabón para eliminar cualquier resto de suciedad o sangre, suele picar pero es un paso imprescindible para una buena curación.
  2. Para la limpieza debes utilizar una gasa, nunca algodón ya que podría dejar restos de fibras.
  3. Hay productos naturales que pueden ser de gran ayuda para curar una herida infectada, como el aloe vera, cuyo gel es perfecto en este caso. Aplica una pequeña cantidad después de la limpieza, lo suficiente para crear una fina capa que cubra toda la herida. Su alto poder regenerante y cicatrizante hará que se cure en muy poco tiempo.
  4. Cubre la herida con un vendaje estéril y asegúrate de que queda bien fijado. Si hubiera pus o ampollas no las quites ya que hacerlo podría contribuir a que la infección se propagase.
  5. Revisa a diario la herida para ver si está cicatrizando o si sigue habiendo infección. Si ves que pasan unos días y no hay mejoría, ve al médico ya que podría haber una infección más grave que necesite medicamentos para tratarse. Nunca tomes medicación que no te ha recomendado un profesional.
  6. También es recomendable tomarse la temperatura diariamente, ya que si tienes fiebre o más grados de lo habitual podría tratarse de una infección importante, así que en ese caso acude al médico rápidamente.

¿Cómo tratar las heridas infectadas?

No todas las heridas infectadas se tratan de la misma manera, el tratamiento más adecuado en cada caso dependerá de la infección y su gravedad. Es por eso que resulta muy importante ir al médico después de realizar las primeras curas en casa, ya que no todas las heridas son iguales ni se tratan de la misma manera. Cuando hay pus, los médicos suelen abrir la herida para dejar salir el líquido, mientras que en casos graves incluso se decide el ingreso hospitalario.

Lo último en How To

Últimas noticias