Alimentación

Cómo conservar el pan más tiempo

El pan es un alimento básico en todos los hogares

conservar el pan
El pan es un alimento básico en todos los hogares

El pan es uno de los alimentos que más se consumen diariamente en todo el mundo, perfecto para cualquier momento del día y que puede ser un acompañamiento o bien el protagonista de una comida en forma de buen bocadillo. No todo el mundo sabe cómo conservar el pan, pero hay unos cuantos trucos que se pueden poner en práctica y que te dure más tiempo.

No todo el pan dura el mismo tiempo, ya que influye mucho de qué está hecho, pero lo que sí es común es que en cuanto sale del horno ya empieza a perder humedad y poco a poco se irá endureciendo.

Trucos para conservar el pan por más tiempo

  • Congelarlo: sin duda es una de las opciones más eficaces, lo más recomendable si lo quieres consumir a no tan corto plazo. Mételo en una bolsa con cierre hermético para congelarlo, y cuando lo descongeles te sorprenderá que esté crujiente y esponjoso como si fuera recién hecho.
  • Sin nevera: si metes el pan en la nevera, perderás sus propiedades hasta seis veces más rápido que si lo dejaras en una panera. Te servirá para un par de horas si lo vas a consumir en el día, pero para más tiempo no es posible.
  • Panera: es uno de los mejores lugares par conservar el pan, ya que está diseñada para crear un ambiente que permita equilibrar la humedad y la circulación del aire. Hay de diversos materiales, pero las mejores son las de cerámica. No coloques mucho pan al mismo tiempo ni lo guardes en una bolsa de papel ya que atrapa la humedad y estropea la corteza.
  • Papel de aluminio: tanto el papel de aluminio como el plástico son buenas opciones para conservar el pan, especialmente si es dentro de una panera, ya que ambos materiales impiden que el pan se deteriore rápidamente.

¿Cómo utilizar el pan duro?

Si el pan está duro, hay varias formas de recuperarlo para poder consumirlo. Estos son los métodos más habituales:

  • Microondas: es lo más rápido para ablandar el pan, bastará con humedecer un paño de cocina en agua fría, cubrir con él el pan duro y calentarlo 10-20 segundos. Si al sacarlo aún no está todo lo blando que quieres, mételo otros 10 segundos.
  • Horno: precalienta el horno a 150ºC y mientras tanto prepara el pan cubriéndolo con papel de aluminio. Una vez que lo metas dentro del horno, caliéntalo entre 5-20 minutos, el tiempo realmente depende del volumen del pan y del punto al que lo quieras.
  • Apio: puede parecer muy raro, pero sin duda es muy eficaz, aunque únicamente cuando se trata de pan en rebanadas. Mete un tallo de apio en la bolsa de pan y ciérrala bien para después meterla en la nevera durante varias horas (lo ideal es que sea toda la noche). Pasado el tiempo de reposo, saca el apio de la bolsa y el pan estará en perfecto estado para consumirlo.

Lo último en How To

Últimas noticias