Bricolaje

Cómo colgar un póster sin arruinar la pared

colgar un poster
Pasos e ideas para colgar un póster sin arruinar la pared

Hacer un marco con láminas de madera, usar plexiglás o celofán son algunas de las soluciones para colgar un póster sin arruinar la pared.

Tener pósters en la pared es algo que parece no pasar de moda, pero si deseas poder tener varios pósters decorando tus paredes sin la necesidad de utilizar chinchetas y acabar con agujeros por todos lados, puedes recurrir a varios remedios o "trucos" que son realmente eficaces. Veamos entonces a continuación, una guía de pasos para que sepas Cómo colgar un póster sin arruinar la pared.

Para todos aquellos que aman colgar imágenes, fotos, o pósters, como es el caso, en una pared sin la necesidad de tener que hacer agujeros, existen actualmente varios productos adhesivos que facilitan mucho la labor, pero podemos recurrir además a trucos que de hecho, han existido toda la vida.

Pasos  para colgar un póster sin arruinar la pared

  1. Una de las primeras opciones que os tenemos que recomendar para poder colgar cualquier póster sin la necesidad de arruinar la pared es enmarcarlo con la ayuda de un poco de silicona caliente, entre cuatro listones de madera.
  2. Una vez enmarcado, tienes que colgar el póster, pero no hace falta taladrar la pared. Puedes comprar cinta adhesiva de doble cara, que sea resistente (teniendo en cuenta el marco creado), y que tendrás que pegar a cada uno de los bordes del marco y luego a la pared.
  3. Por otro lado, puedes cubrir el póster con una hoja de plexiglás transparente. El trabajo consiste en pegar el póster en el centro de la hoja de plexiglás con un poco de silicona transparente. Una vez se haya secado, ya podrás plegar el póster con un poco de cinta de doble cara que sea transparente, sujetando esta en las esquinas de la hoja de plexiglás, o también usando algún tipo de goma adhesiva, del tipo Pattex.
  4. El mismo proceso lo puedes hacer también con una hoja de celofán. Para este paso tienes que coger dos hojas de celofán transparente y colocas en medio el póster. Fijas con un poco de cinta adhesiva, la misma que usarás luego para pegar el póster con el celofán, a la pared.
  5. Por otro lado, venden tiras de plástico con una cuerda, para colgar pósters como si fueran carteles. Tan solo debes abrir la tira, colocas y enganchas el póster por la parte superior y lo cuelgas con la cuerda, de cualquier clavo (de algún cuadro que tuvieras antes) o de cualquier saliente que tengas en un estante de la pared.
  6. Por último, un truco básico y sencillo para colgar pósters sin dañar la pared. Uno que servirá para que tus hijos cuelguen pósters en su cuarto sin hacer agujeros. Consiste en cortar trozos de cinta adhesiva transparente, el celo o cinta scotch de toda la vida, y doblas por la mitad de modo que te queden dos lados adhesivos. Pegas varios trozos a lo largo del póster, haces presión contra la pared y ¡listo! verás como se sujeta.

 

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias