Bricolaje

Cómo quitar la silicona endurecida

Si quieres quitar la silicona endurecida en azulejos o cualquier otra superficie puedes usar remedios como el alcohol etílico o la acetona.

quitar la silicona endurecida
Cómo quitar la silicona endurecida paso a paso

Uno de los mejores selladores para todo tipo de trabajos de bricolaje así como reparaciones es la silicona, pero a veces quedan restos o tenemos que volver a aplicar más, de modo que nos toca limpiar bien para que la reparación sea la adecuada. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo quitar la silicona endurecida.

La ventaja de la silicona es que permite sellar e impermeabilizar las grietas, incluso en tamaños bastante grandes, sin cambios durante mucho tiempo.Sin embargo, después de mucho tiempo, incluso la silicona, especialmente cuando se somete a condiciones particularmente difíciles, termina perdiendo su elasticidad, agrietamiento y ennegrecimiento . Nos toca entonces retirar esa silicona endurecida, o tal vez tenemos que quitarla cuando por ejemplo queremos reemplazar los accesorios sanitarios u otros muebles que, en su momento, habían sido sellados con silicona. Veamos entonces cómo proceder.

Materiales o productos

  • Alcohol etílico (el alcohol desinfectante común)
  • Acetona (utilizada como solvente)
  • Aguardiente
  • Vinagre común (el ácido acético es, en realidad, uno de los componentes de la silicona )
  • Gasolina.

Pasos para quitar la silicona endurecida

quitar la silicona endurecida

Con los productos mencionados, vamos a poder quitar la silicona endurecida, pero algunos de ellos pueden manchar o dañar la zona donde se apliquen, de modo que antes de hacerlo, será bueno probar en un pequeño trozo para ver cuál podría ser el resultado.

  1. Lo primero que debes hacer es coger una espátula, que puedes comprar en cualquier ferretería, indicada para poder eliminar los primeros restos de la silicona endurecida, es decir, su capa más superficial o sobresaliente.
  2. En el caso de no tener esta espátula, puedes usar (con mucho cuidado) una navaja o un cúter. Lo que tienes que hacer pasar la espátula o el cortador elegido por encima de la silicona dura, intentando arrancar la mayor parte, aunque sin rayar la superficie sobre la que trabajas.
  3. Una vez que hayamos eliminado la parte más grande de silicona, probablemente todavía nos encontraremos con una pátina delgada y desagradable que todavía se adhiere firmemente a la superficie . También debe eliminarse si necesitamos volver a aplicar la silicona en el mismo lugar.
  4. A continuación debes ponerte guantes y procurar que haya buena ventilación, ya que la mayoría de productos antes mencionados suelen tener un fuerte olor que además, es mejor que no respiremos.
  5. Aplica uno de los productos de la lista que antes te hemos ofrecido. Escoge el producto y lo echas sobre los restos de silicona endurecida que todavía queden.
  6. Dejas que actúe entre 5 y 10 minutos y pasado ese tiempo debes pasar un estropajo o esponja abrasiva en movimientos circulares, pero con mucho cuidado ya que no queremos que la superficie acabe rayada.
  7. Poco a poco la silicona endurecida, se habrá reblandecido y podrás sacarla sin problema. Cuando hayas acabado, debes lavar bien la zona con un detergente específico para azulejos o para la superficie que estés trabajando.

Lo último en How To

Últimas noticias