Celebrities

Cristina Pedroche ya luce la riñonera más cotizada de los últimos tiempos

Cristina Pedroche ya luce la riñonera más cotizada de los últimos tiempos
Cristina Pedroche

Cristina Pedroche presume su nueva riñonera en redes sociales

Ya ha pasado Semana Santa y son muchos los famosos los que han decidido aprovechar y cogerse unos días de vacaciones para irse a algún sitio a desconectar y a tener un momento de relax. Esto mismo es lo que ha hecho la colaboradora de Zapeando y presentadora de las Campanadas desde hace cuatro años, que ha decidido viajar a Nueva York en compañía de su marido el chef Dabiz Muñoz.

La pareja ha ido compartiendo a sus redes sociales fotos y vídeos del viaje y en él se les ve claramente feliz, ya que ambos dos son una de las parejas más destacadas dentro del panorama español. En su viaje, tanto Cristina Pedroche como Dabiz Muñoz han aprovechado para ir de compras, hacer turismo y sobre todo, disfrutar de la gastronomía de la ciudad.

Una de las fotos que ha subido la colabora de Zapeando nos ha dejado con la boca abierta, ya que en dicha fotografía podemos ver a Cristina Pedroche posando en la Gran Manzana con un look totalmente de sport de la marca ‘Puma’, y en el que destaca una riñonera blanca. Esa riñonera pertenece a la nueva colección de ‘Louis Vuitton’ y cuesta ni más ni menos que 1.350€.

La riñonera, llamada por la marca ‘New Wave’, está confeccionada en piel de ternera acolchada y presenta un logotipo LV dorado de estilo vintage en la parte delantera e incluye un tirador de cremallera adornado con la palabra ‘Vuitton’ en letras de colores que representa el futuro.

Sin duda es un accesorio que no ha pasado desapercibido entre los seguidores de Cristina Pedroche y ya son muchos los que, como de costumbre, han empezado a criticarla, Pero nos guste o no, este nuevo capricho por parte de la mujer de Dabiz Muñoz ya está en su propiedad y a ella le gusta lucirlo con orgullo, y no es para menos teniendo en cuenta lo que le ha costado.

Lo último en HappyFM

Últimas noticias

. . . . . . . . .