Ya lo avisó el nº 2 de la Guardia Civil en abril: «Trabajamos para minimizar el clima contrario al Gobierno»

Ver vídeo

El general José Manuel Santiago, actual jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, desveló en una rueda de prensa el 19 de abril –cuando era el número 2 de la Benemérita– que el instituto armado trabajaba para «minimizar todo ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno» de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ahora, OKDIARIO desvela que esta estrategia no se circunscribe únicamente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El CNI coordina, a través del Centro Criptológico Nacional, un protocolo para investigar las «plataformas digitales» o «canales de comunicación» que divulguen noticias «descontextualizadas» y «erosionen» la confianza en las instituciones públicas.

El denominado protocolo Elisa no hace otra cosa más que plasmar en un documento -al que ha tenido acceso OKDIARIO- el plan de acción contra la «desinformación» que anticiparon las polémicas declaraciones del general José Manuel Santiago, que se refirió a este tipo de censura en el inicio del coronavirus y cuyas declaraciones el Gobierno tachó de desliz y de irreales.

El pasado 19 de abril, en pleno estado de alarma y con la pandemia causando estragos, el general de la Guardia Civil compareció junto al resto de responsables policiales y sanitarios que integraban el comité técnico de gestión de las crisis del coronavirus para dar cuenta de la gestión de la pandemia.

Santiago explicó que la Guardia Civil realizaba la labor de defensa del Ejecutivo en base a dos líneas de trabajo de la Jefatura de Información de la Guardia Civil. Por un lado, la de «minimizar el clima contrario a la gestión de la crisis por parte del Gobierno» y en «evitar el estrés social que persiguen los bulos».

El Gobierno, según detallaron varios de sus miembros en ruedas de prensa, trabajaba intensamente para poner coto a la desinformación. En definitiva, para acallar en las redes sociales a aquellas personas que criticaban su gestión. Un objetivo confirmado por uno de los máximos responsables de la Guardia Civil y que dejan al descubierto el ataque a la libertad de información que persigue Moncloa.

Aquella revelación se complementa ahora con el denominado protocolo Elisa, mucho más ambicioso, y que recala en manos del Centro Criptológico Nacional, coordinado por el CNI. «Elisa no considera como potencialmente desinformativos a canales de comunicación únicamente porque sean anónimos, porque tengan una visión antisistema o crítica con las instituciones, porque defiendan una determinada ideología en el marco de la legalidad, o porque publiquen información no veraz. El objetivo de Elisa es detectar aquellas plataformas digitales que presenten al mismo tiempo y de manera sistemática una combinación de las tres características antes citadas: (falta de transparencia, publicación de noticias falsas y narrativas anti-sistema destinadas a erosionar el contrato social y la cohesión social en las democracias)», señala el documento al que ha tenido acceso OKDIARIO.

Programa de Vox

El Centro Criptológico Nacional acaba de finalizar un informe sobre desinformación en el que califica de «contrario a las instituciones democráticas» y «una amenaza directa» la crítica al globalismo: Vox es el principal partido que ha incluido este punto en su ideario. Lo ha defendido todo el partido con Santiago Abascal a su cabeza.

Ahora, los organismos de inteligencia lo tachan de una narrativa con «naturaleza antisistema» contrario «a las instituciones democráticas y pueden suponer una amenaza directa para la cohesión social, la estabilidad, incluso la salud del país».

El informe aparece elaborado con fecha del pasado 30 de septiembre. Lo ha desarrollado el ‘Observatorio Digital Elisa. Laboratorio para el Análisis de la Desinformación (Antiglobalismo)’. Y carga contra las tesis que critican el avance de unas «élites globales» que se superponen a los países por ser una de las «narrativas maliciosas más frecuentes».

El texto del documento del centro que coordina del CNI destaca que «a continuación, se detallan las narrativas maliciosas más frecuentes, según las fuentes digitales potencialmente maliciosas, analizadas por el ‘Observatorio Digital Elisa’, tanto en España como en el extranjero». La primera es el «Antiglobalismo». Una idea que Vox no ha dejado de repetir en sus intervenciones.

Lo último en España

Últimas noticias