Los ‘vacunajetas’: políticos, sindicatos, obispos… | La lista negra

vacunajetas

La vacuna contra el coronavirus se ha convertido en el último mes en el bien más preciado. Y con el inicio de la campaña de inmunización en España, han aparecido los ‘vacunajetas’: personas que, valiéndose de su posición, se han colado en la vacunación contra el Covid y han emprendido, antes de tiempo, su camino hacia la inmunidad. La excusa más usada para justificar la felonía, tanto en militantes de izquierda como de derecha, ha sido que «sobraban vacunas». Aunque, por ahora, los socialistas se llevan la palma en vacunaciones antes de tiempo. Algunos de ellos ya han presentado su dimisión pero la gran mayoría se niega a renunciar a su cargo por haberse apropiado de lo ajeno. Pero todos ellos coinciden en algo: se niegan a excusarse o a criticar su acción. A continuación os ofrecemos un listado de los principales casos de ‘vacunajetas’ por comunidad autónoma.

Islas Baleares

Los ‘vacunajetas’: políticos, sindicatos, obispos… | La lista negra

Uno de los casos más sonados ha sido el del obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, que recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid aprovechando la campaña de inmunización en una residencia para sacerdotes jubilados en Palma, justo detrás de la catedral de Mallorca. No contento con eso, se ha vuelto a colar para ponerse la segunda dosis. Pero no ha sido el único, además del prelado se han vacunado también gerentes y directivos de hospitales en las islas, aunque el Gobierno regional, con Francina Armengol a la cabeza, ha considerado que, aunque no atiendan directamente a los pacientes, se trata de «personal esencial» para el funcionamiento de los centros médicos.

Días después, se supo que dos altos cargos del Gobierno balear, el subdirector de enfermería y cuidados del IbSalut y coordinador de la estrategia de vacunación de la COVID-19, Carlos Villafáfila, y la directora insular de personas mayores, Sofía Alonso, se vacunaron del coronavirus el primer día de campaña de vacunación en el archipiélago balear en la Residencia Oms-Sant Miquel, según han confirmado desde el IbSalut y el Consell de Mallorca.

Según informa el IbSalut, Carlos Villafáfila se vacunó el primer día de la campaña de vacunación en Baleares, en la residencia Oms-Sant Miquel porque «es el subdirector de enfermería y cuidados del IbSalut y tienen una relación constante y directa» con centros residenciales. El Consell de Mallorca, por su parte, ha explicado que Sofía Alonso también recibió la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 el día 27 de diciembre porque «los criterios del Ministerio de Sanidad decían que se empezara a vacunar a personal sociosanitario y dentro de ello a personas que pueden ser foco o vector, como es su caso, al ser directora en funciones, en ese momento, de la Residencia La Bonanova y tener su despacho físico en la Llar d’Ancians».

Otra persona que se vacunó colándose en las Islas Baleares es el delegado de UGT en Can Misses y ex concejal del PSOE en Ibiza, Pedro Campillo. El sindicalista recibió la vacuna contra el covid el pasado 15 de enero, aunque no es un profesional de primera línea. Campillo niega, sin embargo, que se haya cometido ninguna irregularidad. «Llené un formulario que recibí por la intranet del hospital y por eso me vacuné; no he movido ningún hilo para pasar ante nadie. Soy una persona que me muevo por todo el hospital, además tengo 60 años», defendió Campillo ante los micrófonos de IB3.

Región de Murcia

El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, se puso la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus antes de que le tocase según el protocolo establecido. La propia Diócesis lo confirmó en un comunicado remitido a los medios de comunicación el pasado lunes por la noche. Pero no fue el único. También se colaron en la vacunación como capellanes de una residencia de ancianos de la Diócesis su secretario personal, el obispo auxiliar, el que fuera arzobispo de Burgos y el canónigo de la Catedral.

Los ‘vacunajetas’: políticos, sindicatos, obispos… | La lista negra
Manuel Villegas, ex consejero de Sanidad de Murcia.

El consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, fue uno de los primeros casos del PP en aflorar. Villegas interpretó el protocolo de vacunación de tal forma que le permitió recibir la primera dosis, así como a su mujer, directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano y a otros tantos cargos de la consejería de Sanidad murciana. Según declaró Villegas, pensó que «todo el personal de la Consejería de Salud se debería vacunar, según el esquema del ministerio». Pidió perdón pero no dimitió hasta que las presiones de Ciudadanos precipitaron su marcha.

Esther Clavero, alcaldesa socialista de la localidad murciana de Molina del Segura.
Esther Clavero, ex alcaldesa socialista de la localidad murciana de Molina del Segura.

Pero el del PP no ha sido el único en colarse en la región mediterránea. La socialista Esther Clavero, alcaldesa de Molina del Segura, también decidió que ella debía vacunarse antes de tiempo. En un primer momento fue suspendida cautelarmente por el PSOE y el pasado lunes, finalmente, presentaba su dimisión tras perder el apoyo de todos sus concejales.

También ha recibido ya una dosis la coordinadora de IU en la ciudad de Murcia.

Otro en la lista de los ‘vacunajetas’ es el obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, quien ha admitido que se vacunó contra el Covid-19 en un centro de la Diócesis aunque «en ningún momento creyó estar actuando mal» y ha anunciado que renuncia a ponerse la segunda dosis a partir de la cual se genera la inmunidad.

En un comunicado, el Obispado de Cartagena ha explicado que Lorca Planes, de 72 años, recibió la primera dosis en el centro en el que se vacuna cada año, perteneciente a la Diócesis de Cartagena.

Se trata de un centro de asistencia a personas vulnerables al que el obispo acude «con asiduidad» al ser el presidente de su patronato. En concreto, realizó su última visita al mismo el pasado 30 de enero para celebrar la Eucaristía junto a los residentes.

Según explica, el obispo rellenó el consentimiento necesario para que la Consejería de Salud autorizase su vacunación «días previos» a llevarla a cabo.

Otros casos relevantes

El fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta
El fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta

El fiscal jefe de Castellón José Luis Cuesta ha presentado su dimisión ante la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, tras hacerse público que se vacunó contra el coronavirus saltándose el protocolo sanitario. Cuesta se une así a una larga lista de vacunados VIP, algunos de los cuales han dimitido. El ya ex jefe, llevaba al frente de la Fiscalía de Castellón desde noviembre de 2012, y este era su segundo mandato.

Dimite JEMAD

Por su parte, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya, también solicitó su cese a la ministra Margarita Robles después de hacerse público que había recibido, junto a otros cargos militares, la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

También entre los sindicatos ha habido casos de ‘vacunajetas’. Una de las últimas en engrosar la lista es una delegada del sindicato CCOO (Comisiones Obreras) que se inoculó la dosis saltándose el protocolo en el hospital de Santa Marina de Bilbao. Mientras, ELA y UGT han defendido que sus representantes recibieran la dosis y LAB ha informado de que su delegado no se vacunó.

País Vasco

eduardo-maiz-vacuna-covid-pnv-pais-vasco
Eduardo Maíz, director del hospital de Basurto, y ex concejal del PNV.

En tierras vascas, han sido dos ex concejales del PNV quienes dan dado el campanazo. Eduardo Maíz y José Luis Sabas se colaron en la campaña de vacunación valiéndose de sus posición como directores de los hospitales, respectivamente, de Basurto y Santa Marina. Los dos han presentado ya su dimisión por vacunarse sin ser profesionales sanitarios en primer línea. Además, CCOO del País Vasco ha cesado de sus funciones a la delegada del sindicato que también se ha vacunado del covid de forma irregular en el hospital de Santa Marina de Bilbao, donde se produjo una «vacunación masiva». Mientras, ELA y UGT han defendido que sus representantes recibieran la dosis y LAB ha informado de que su delegado no se vacunó.

Ciudad autónoma de Ceuta

Consejero Ceuta vacuna
El consejero de Sanidad de Ceuta, Javier Guerrero, en una imagen de archivo. (GOBIERNO DE CEUTA)

En la pequeña región española en el norte de África, el consejero de Sanidad Javier Guerrero tuvo que presentar su dimisión después de que saliera a la luz que se había vacunado contra el Covid antes de tiempo. El del PP explicó que «no quería vacunarse» y emplazó su inmunización en que sus «técnicos» se lo pidieron como muestra de confianza. Junto a él recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus 10 personas de su equipo. Entre estos ‘vacunajetas’ se encuentra la directora general de Sanidad y Consumo, Rebeca Benarroch, que por el momento no ha dimitido.

Comunidad Valenciana

Fran López, alcalde socialista de Rafelbuñol
Fran López, alcalde socialista de Rafelbuñol

En la región valenciana, tanto el PSOE como el PP tienen ‘vacunajetas’ entre sus filas. Fran López, alcalde socialista de Rafelbuñol, fue uno de los que se coló en la campaña de vacunación. Recibió la primera dosis colándose en una residencia de ancianos del municipio el primer día. Según argumentó «sobraban» y quiso «dar ejemplo». López ha renunciado a la segunda dosis y tanto la Consejería de Igualdad como la de Sanidad han abierto una investigación al respecto y el PSOE valenciano le ha expedientado disciplinariamente y le ha suspendido cautelarmente su militancia.

alcaldes vacuna

Carolina Vives, alcaldesa de Els Poblets, y su marido Ximo Coll, primer edil de El Verger se saltaron el protocolo y, sumándose al mantra de «sobraban», recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer. Ninguno de los dos ha  dimitido por el momento, aunque el partido sí les ha abierto un expediente.

Bernabé Cano, alcalde de la Nucía.
Bernabé Cano, alcalde de la Nucía.

El alcalde de La Nucía y diputado provincial por el PP, Bernabé Cano, también se coló y se puso la vacuna alegando que es profesional sanitario y que como tal ejerce en un equipo de fútbol de Segunda B. Un caso similar es el de José Galiano, concejal ‘popular’ de Sanidad en Orihuela, que se vacunó el 6 de enero en una residencia de ancianos. Al igual que sus compañeros ‘vacunajetas’ alegó que «sobraban» dosis.

Además de estos nombres propios, la Comunidad Valenciana ha asegurado que más de 150 personas, entre profesionales y políticos valencianos, se han podido saltar el protocolo y se han vacunado antes de tiempo.

Por otro lado, a fecha de 2 de febrero, la Conselleria de Sanidad ha detectado un total de 62 personas que se han vacunado sin que les corresponda, y 10 de ellos son cargos públicos, entre los que se cuentan nueve alcaldes y concejales y el fiscal jefe de Castellón.

En total, la Conselleria ha investigado 233 casos de vacunados, de los que 171 están justificados por encontrarse bien en los grupos siguientes o por tener un riesgo justificado. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha destacado que estas vacunaciones suponen el 0,046% del total.

El secretario general de CCOO en la Comunidad Valenciana, Arturo León, también forma parte de los vacunajetas que se han colado, pese a asegurar  que su administración estaba en el protocolo de Salud. Tras la polémica originada, el sindicato anunció el domingo, 7 de febrero que formalizaría su renuncia al cargo. El sindicato informó de que su secretario general había recibido la primera dosis de la vacuna «de acuerdo con el protocolo sanitario y en el orden establecido en su Departamento de Salud, en su caso» y «en el último grupo, por detrás de personal de limpieza, informático, administrativo, de almacén, lavandería, seguridad o de cafetería».

El sindicato añade que León, como personal sanitario con plaza en el Hospital de Alicante, se ha incorporado parcialmente y compatibiliza sus funciones como técnico de prevención riesgos laborales con su responsabilidad sindical.

Cataluña

Entre los independentistas catalanes también hay ‘vacunajetas’. Sergi Pedret, alcalde de la localidad tarraconense de Riudoms, y otro concejal de su partido, JxCat, también han recibido antes de tiempo su primera dosis de vacuna contra el Covid. También un concejal del mismo Ayuntamiento, Jordi Domingo, se vacunó el 13 de enero. Todos ellos han defendido su primer paso hacia la inmunización en «aprovechar» las dosis sobrantes.

Sergi Pedret, alcalde socialista de Riudoms.
Sergi Pedret, alcalde socialista de Riudoms.

 

Cantabria

En las últimas fechas se ha conocido que incluso la madre de la directora médica de Atención Primaria de Cantabria, Beatriz Josa, fue vacunada contra la Covid-19 hace dos semanas, cuando la campaña de vacunación se dirigía a personal sanitario del servicio de emergencias del 061.

Igualmente, se han producido vacunaciones irregualares en el Hospital Sierrallana de Torrelavega, donde se han vacunado directivos y «personal ajeno» al centro «sin haber completado» la vacunación del personal sanitario, motivo por el cual ha pedido la destitución del gerente, Pedro Herce.

UGT ha solicitado la destitución de Herce, gerente también del hospital Tres Mares de Reinosa, al que acusa de haber administrado la primera dosis de la vacuna a esos colectivos «cuando aún no lo ha hecho con todo el personal sanitario en primera línea».

En concreto, UGT denuncia que en el Hospital Sierrallana ya se ha vacunado a todas las direcciones de la Gerencia, de Gestión, Médica y de Enfermería cuando, por el contrario, «profesionales sanitarios que están en primera línea y que deben de tener prioridad absoluta todavía no han recibido siquiera la primera dosis».

Principado de Asturias

Carmen Piedralba PSOE vacuna
Carmen Piedralba compartió en sus redes la foto mientras era vacunada.

En la comunidad asturiana se encuentra a la ‘vacunajeta’ socialista Carmen Piedralba, que se vacunó a mediados de enero contra el Covid. Ni es grupo de riesgo ni ejerce como profesional sanitario, ya que aunque es auxiliar de enfermería en un hospital de Avilés, actualmente es liberada sindical por UGT. Los socialistas asturianos decidieron suspender cautelarmente su militancia. Por el momento la edil no ha puesto sobre la mesa la posibilidad de dimitir como concejala de Derechos y Servicios Sociales de Castrillón.

Andalucía

En la localidad cordobesa de Torrecampo ejerce como alcaldesa la socialista Francisa Alamillo. Alega que recibió la primera dosis de la vacuna porque «sobraban». Si bien ha pedido disculpas, todavía no ha dimitido y su partido la ha suspendido de militancia y le ha abierto un expediente por ‘vacunajeta’.

Los ‘vacunajetas’: políticos, sindicatos, obispos… | La lista negra
La alcaldesa de Torrecampo (centro) con el resto de ediles del PSOE, en una imagen de archivo.
PSOE
15/1/2021

José Luis Cabrera, también socialista, es alcalde de Alcaracejos, en Córdoba. Aprovechando su posición se saltó el protocolo de vacunación y como «sobraban» dosis pues decidió ponerse una él mismo.

José Luis Cabrera, alcalde socialista de Alcaracejos.
José Luis Cabrera, alcalde socialista de Alcaracejos.

 

En la misma región cordobesa, pero en la localidad de El Guijo, el alcalde Jesús Fernandez también recibió la primera dosis de la vacuna alegando que «se iba a tirar». Pidió perdón pero se mantiene en el cargo.

En cambio, Rocío Galán, concejal de Salud del Ayuntamiento de Bonares en Huelva, sí ha presentado su dimisión después de que en el pueblo circulara el rumor, que terminó confirmándose, de su vacunación antes de tiempo.

Extremadura

En la región extremeña, por ahora, sólo han trascendido dos casos. Ambos de socialistas. Soraya Cobos, concejala por el PSOE en Plasencia, reconoció que se vacunó en calidad de directora del Centro Sociosanitario y sumándose a la excusa de «no desperdiciar la dosis». También en Cáceres, Amalio Robledo, alcalde de Valverde del Fresno, recibió la primera dosis el pasado 11 de enero porque ocupa el cargo de director de los pisos tutelados. Ninguno de los dos ha hablado de dimisión por el momento.

Uno de los últimos escándalos en cuanto a las vacunaciones irregulares ha sido el nuevo protocolo instaurado en Extremadura. La Junta extremeña, que preside el socialista Guillermo Fernández Vara, ha encontrado la fórmula para poder colar a los altos cargos sin saltarse el protocolo de vacunación, que ha modificado convenientemente a mediados de este mes de enero para incluir a los directivos que se encargan de la gestión de la lucha contra el coronavirus aunque su «riesgo de exposición» al mismo no sea el de los profesionales sanitarios de «primera línea».

Islas Canarias

Vacuna PSOE
El socialista Kilian Sánchez, director de Área de Salud de La Palma, colgó este imagen en Facebook con su vacunación frente al Covid.

Un alto cargo del PSOE en Canarias, Kilian Sánchez, director del Área de Salud de La Palma, se vacunó en los primeros días de enero y aprovechó para concienciar contra los negacionistas, según deslizó él mismo a través de un mensaje en su cuenta de Facebook. Se da la circunstancia de que Kilian Sánchez ocupa un puesto de gestor aunque él alega para defender su pronta vacunación que está en contacto «todos los días» con pacientes Covid.

También se ha sabido de los casos de Susana Machín y Virginia Rodríguez Delgado. La primera recibió la dosis en calidad de consejera de Sanidad, Educación y Artesanía del Cabildo de La Palma; y la segunda por su cargo de concejala en el Ayuntamiento de Arago. Ninguna ha dimitido. Rodríguez Delgado argumentó que era «la persona a la que llaman (en un geriátrico) cuando hay cualquier problema».

Susana Machín PSOE
La consejera de Sanidad del Cabildo de La Palma, Susana Machín. Foto: Europa Press

Otro ‘vacunajeta’ es el obispo de la Diócesis Niveriense, Bernardo Álvarez, que recibió la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19 el pasado 13 de enero junto a los sacerdotes mayores que viven en la residencia sacerdotal San Juan de Ávila, en La Laguna, las religiosas, responsables del centro, personal de la casa y de la empresa externa que se ocupa de la limpieza.

Desde el Obispado precisan que Álvarez estaba incluido en el listado enviado a las autoridades sanitarias al mantener su domicilio en ese lugar, concretamente en un apartamento adjunto, con cuyos residentes tiene frecuentes contactos y comparte algunos servicios que se prestan.

Castilla y León

En Matamala de Almazán, en la provincia de Soria, el primer edil socialista Mariano Hernández se vacunó la víspera de Reyes. En una residencia de mayores ‘sobraban dos dosis’ y, siguiendo la manida excusa, decidió ser una de las personas que aprovecharan esas dosis a pesar de que no es empleado de la residencia ni personal sanitario ni grupo de riesgo. No ha dimitido.

Alberto de la Paz, alcalde de Villavicencio de los Caballeros en Valladolid, tampoco ha dimitido tras vacunarse contra el Covid antes de turno en una residencia de ancianos. Junto a él recibieron la primera dosis un concejal, el párroco del municipio y dos personas pertenecientes al patronato de la residencia donde se vacunaron.

El alcalde de Valdelosa (Salamanca), Manuel Prada, recibió la primera dosis de la vacuna contra la Covid el día que los equipos responsables de su suministro procedieron al paso inicial para inmunizar a los mayores y profesionales de la residencia municipal de la localidad. El PP le ha suspendido de militancia.

Aragón

En la localidad zaragozana de Luesia, el alcalde Jaime Lacosta se puso la primera dosis de la vacuna aunque no pertenece a ninguno de los grupos susceptibles de inmunizarse en la primera fase de la campaña. El PP, formación en la que milita, ha solicitado ya su dimisión pero ésta todavía no se ha producido.

Tambien el alcalde de Asín (Zaragoza) se ha vacunado.

Galicia

Entre los ‘vacunajetas’ que se han colado para ponerse la dosis e inmunizarse figuran también 200 trabajadores del área sanitaria de Pontevedra. Según el sindicato CESM, «el Área Sanitaria de Pontevedra vacunó a 200 trabajadores sin relación directa con pacientes Covid-19». La central de médicos añade que «priorizaron a personal de Dirección, Admisión, Informática, Cocina, Técnicos… en detrimento de los que están frente al virus».

Los ‘vacunajetas’: políticos, sindicatos, obispos… | La lista negra

Por otra parte, la oposición gallega exige la dimisión inmediata de la alcaldesa de Boimorto (La Coruña), la popular María Xesús Novo, después de trascender que la regidora se vacunó en la residencia municipal tras ser incluida en el listado.

Lo último en España

Últimas noticias