EL REGRESO DEL REY

Juan Carlos I pide a Felipe VI volver a residir en España: “No quiero acabar mis días en Abu Dabi”

Ver vídeo

El Rey Juan Carlos ha regresado a Abu Dabi, donde por ahora tiene fijada su residencia permanente, tras una primera visita a España de poco más de cuatro días en la que ha habido reencuentro familiar, incluido con Felipe VI,  tras 11 horas en Zarzuela y en el que hubo momentos de máxima tensión durante las cuatro horas en las que estuvieron los dos monarcas cara a cara. En esa larga conversación a solas en el Palacio de la Zarzuela, según ha podido saber OKDIARIO, el Rey Juan Carlos I le manifestó a su hijo su deseo que volver a residir en España «porque no quiero acabar mis días en los Emiratos Árabes».

Palabras que eran todo un órdago para Zarzuela. La respuesta del Rey Felipe VI fue poner líneas rojas a su progenitor. Felipe VI le dejó claro a Juan Carlos I que la posibilidad de volver a residir en nuestro país ni se plantea y que cualquier vuelta a España tendrá que ser corta, en privado y sin ‘shows’.

Por ello, en su comunicado, Zarzuela ha vuelto a recordar que la carta en la que el Rey emérito informaba a su sucesor de que había tomado la decisión «de organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado, tanto en sus visitas como si en el futuro volviera a residir en España, para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible».

Enfado en Zarzuela

Un compromiso que creen en Zarzuela que el Rey no ha cumplido. Tal como ha explicado la experta en Casa Real de OKDIARIO, Carmen Enríquez, esa parte del comunicado se interpreta como un recordatorio y también como una advertencia al anterior Jefe del Estado de que debe respetar lo que firmó tras negociar con los responsables de la Casa del Rey las condiciones para su regreso a España. Y en esas condiciones se ponía énfasis en el «carácter privado» de la visita, todo lo contrario de la enorme exposición mediática a la que Juan Carlos I se ha ofrecido.

Desde su llegada el jueves por la tarde al aeropuerto de Peinador, en Vigo, sus movimientos han sido seguidos al minuto por decenas de periodistas apostados tanto a las puertas de la residencia que su amigo Pedro Campos, el presidente del Club Náutico de Sangenjo, le ha prestado para su estancia, como en el citado centro deportivo.

En el entorno de Zarzuela el enfado fue mayúsculo con el comportamiento del Rey emérito. Como ya contó OKDIARIO, el regreso del Rey Juan Carlos a España no sentó nada bien en el Palacio de la Zarzuela, no tanto por el hecho de su vuelta, ya pactada y asumida por todas las partes, sino por las formas empleadas por el emérito.

En la Casa Real hubo una gran «sorpresa y decepción» por la puesta en escena televisada a pie de la escalerilla y con gran despliegue de medios de comunicación en Sangenjo, siguiendo el avión primero y luego el coche donde viajaba el emérito. Desde Zarzuela, donde todos los gestos de la llegada fueron seguidos por televisión y analizados, creen que Juan Carlos I les debía mayor discreción y temen que la escena vivida les coloque en cierta posición de debilidad de cara a la opinión pública.

Llamó especialmente la atención que los tiros de cámara fueran limpios y sin coches oficiales de por medio, que impidieran la visión, algo a lo que no están acostumbrados los profesionales que cubren habitualmente eventos de Casa Real. Una sobreexposición que se contrapone con lo parco que ha estado el Rey Juan Carlos I a la hora de hacer declaraciones. «¿Explicaciones de qué?», fue el titular que dejó su visita cuando le preguntaron si tenía que darlas sobre su conducta.

Juan Carlos regresa a Abu Dabi, donde desde agosto de 2020 vive como huésped de quien era príncipe heredero y ahora es gobernante de los Emiratos Árabes, Mohamed bin Zayed al Nahayan, pero ya tiene en su agenda una fecha para su regreso a España, en menos de un mes aunque el día aún no se ha fijado.

Lo último en España

Últimas noticias