Crisis del coronavirus

Los registros civiles revelan 43.034 muertos en la pandemia y un exceso de mortalidad oculto en Barcelona

El Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) en España, que elabora el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha estimado que en el periodo comprendido entre el 13 de marzo -un día antes del estado de alarma- hasta el 22 de mayo se ha producido un ‘exceso’ de 43.034 fallecimientos. La cifra se queda muy lejos de la que ofrece el último balance actualizado de Sanidad y que recuenta 27.117 defunciones por el coronavirus.

El sistema ha contabilizado 120.851 muertes en este periodo, frente a las 77.817 esperadas. De los fallecidos, 59.943 son hombres y 57.714 mujeres. La mortalidad se incrementa en este último caso. Por franjas de edad, 13.186 tenían menos de 65 años, 15.793 entre 65 y 74 y 91.879 más de 74 años.

El sistema se basa en la información remitida diariamente por 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93% de la población española y que incluye todas las provincias.

Las estimaciones de mortalidad esperada se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada del 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual.

El último informe, de 25 de mayo, recogía para el periodo entre el 17 de marzo y el 22 de este mes un ‘exceso’ de 30.829 muertes. Ahora, se incrementa notablemente, en 12.000 fallecidos.

Según las conclusiones de este informe, a nivel de Comunidades Autónomas se han detectado ‘excesos’ de mortalidad Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco, La Rioja y Ceuta.

El excedente se concentra principalmente en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años.

Problema en Barcelona

El informe destaca además que, en el momento actual, se observa «un retraso en la notificación de defunciones en los registros civiles de varias Comunidades Autónomas».

En este sentido, se subraya especialmente la situación de Barcelona. Desde el 12 de marzo, se  indica, se han notificado 1.091 defunciones desde el registro civil del municipio de Barcelona, que el sistema MoMo contabiliza como 1.426 defunciones observadas por la corrección por retraso. La mortalidad esperada desde tal fecha hasta el día actual es, en cambio, de 3.146, se indica.

Por ello, «teniendo en cuenta el periodo de exceso generalizado, se estima que se está infraestimando notablemente la mortalidad observada en este municipio y, por tanto, en su Comunidad Autónoma».

El informe avisa además que «en estos momentos el retraso entre la fecha de defunción y la de notificación se está incrementando».

«Por este motivo, tanto los datos de defunciones observadas como los excesos detectados por el sistema MoMo pueden variar en cada actualización».

Además, sobre los datos de defunciones observadas de los últimos 28 días se realiza una corrección por retraso para corregir la cifra real de defunciones notificadas. También se llama la atención sobre un «pequeño porcentaje de defunciones notificadas que no tienen información sobre sexo».

Lo último en España

Últimas noticias