Confesión del presidente en el libro "Manual de Resistencia"

La primera decisión de Sánchez como presidente: cambiar el colchón de Rajoy y pintar el dormitorio

La primera decisión de Sánchez como presidente: cambiar el colchón de Rajoy y pintar el dormitorio
Pedro Sánchez y Begoña Gómez, junto a sus hijas, son los inquilinos del Palacio de La Moncloa desde el pasado verano.

Sánchez justifica la anécdota en su 'Manual de Resistencia', que este martes ha salido a la venta, esgrimiendo que no quería hacer bueno el refrán de que 'dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión'.

Una de las mayores expresiones del narcisismo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aparece ya nada más comenzar su primer libro de memorias, ‘Manual de Resistencia’ (Ediciones Península-Grupo Planeta), que este martes ha salido a la venta en las librerías. El jefe del Ejecutivo cuenta que su primera decisión tras llegar al poder en junio de 2018 fue la que tomó junto a su mujer, Begoña Gómez: cambiar el colchón que utilizaban su antecesor y su esposa, Mariano Rajoy y Elvira Fernández-Balboa, y pintar el dormitorio.

Tras un auto-prólogo de tres hojas, Sánchez inicia su relato con un epígrafe titulado ‘Mi primera decisión como presidente’ y no tarda lo más mínimo en soltar a bote pronto el episodio del colchón. “La primera decisión -escribe- de un presidente del Gobierno suelte tenerse por crucial. No sólo significa el inicio del ejercicio en el cargo, sino que además lleva consigo la fuerza simbólica de condensar una visión política y ejemplificarla con una sola acción, que trasladará a un nuevo mensaje político”.

Y tras este párrafo introductor, el líder socialista se recrea en su aterrizaje en La Moncloa: “Siendo fiel a la verdad y a la cronología, debo decir que mi primera decisión como presidente del Gobierno la tomé con mi mujer, Begoña, porque las cuestiones de intendencia se anteponen a casi todo. Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa. Decidimos no cambiar más, salvo por razones que entiende cualquiera que haya vivido en un piso amueblado”.

Precisamente, por eso, porque cualquier que haya vivido en un piso amueblando, generalmente de alquiler, ya sabe lo que ello conlleva, el presidente del Gobierno no sólo no se ahorra esta particular escena de familia en el libro, de abundante contenido político, sino que además la incluye destacadamente en su arranque. Junto a ello, también justifica la anécdota esgrimiendo que “el refranero asegura que ‘dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión’, y yo quería mantener mi criterio alejado del de mi predecesor”.

La primera decisión de Sánchez como presidente: cambiar el colchón de Rajoy y pintar el dormitorio
Portada del libro ‘Manual de Resistencia’ de Pedro Sánchez. (Foto: Grupo Planeta)

Como si le pudiera una obsesión enfermiza con el ex presidente Rajoy, Sánchez pasa justo a continuación a señalar que “nadie tenía dudas de las grandes diferencias políticas entre Rajoy y yo, motivadas por cuestiones ideológicas, pero también generacionales y quién sabe por cuántos motivos más”. De este modo, concluye la primera página de estas memorias de Sánchez, que ya las ha publicado pese a ni siquiera haber terminado su mandato.

El abuso del Falcon

Este narcisismo del presidente ha sido objeto de polémica durante los últimos ocho meses, sobre todo a cuenta del uso abusivo del avión presidencial, el Falcon de la Fuerza Aérea española, con cargo al dinero de todos los contribuyentes, y de la aparición en decenas de vídeos de auto-bombo elaborados por la secretaria de Estado de Comunicación para ensalzar la imagen de Sánchez como jefe del Gobierno.

Se da además la circunstancia de que ni siquiera Sánchez ha elaborado este libro (de 315 páginas y coste 20,50 euros) en solitario. Para su redacción, ha contado con la asistencia inestimable de la ex diputada de PSOE y UPyD Irene Lozano, luego nombrada por el propio presidente secretaria de Estado de la España Global (antigua Marca España), adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores. En el prólogo, Sánchez reconoce así el papel de amanuense de su colaboradora: “Este libro es fruto de largas horas de conversación con Irene Lozano, escritora, pensadora, política y amiga. Ella les dio forma literaria a las grabaciones, prestándome una ayuda decisiva. Sirvan estas líneas de agradecimiento”.

Últimas noticias