El PP forzará un debate en el Congreso para retratar el «afán totalitario» de Sánchez sobre el CGPJ

acuerdo PSOE PP
Pablo Casado, presidente del Partido Popular.

El Partido Popular inicia su ofensiva para retratar el «afán totalitario» de Pedro Sánchez para controlar los órganos judiciales. En plena guerra sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Grupo Parlamentario Popular promoverá el debate en el Congreso de los Diputados para enfrentar a Sánchez con su vocación de intervenir sobre los jueces. Así se recoge en una proposición no de ley, registrada recientemente en el Parlamento, y que se someterá en las próximas semanas a la discusión de los grupos en dos comisiones, Justicia y Constitucional.

El debate se produce en un momento ciertamente clave por los ataques del Gobierno socialcomunista al Poder Judicial. Este mismo jueves, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha provocado la polémica al afirmar que «los jueces no pueden elegir a los jueces». 

En una entrevista en la Cadena Ser, la mano derecha de Pedro Sánchez en La Moncloa ha señalado que la condición que ha puesto el PP para renovar el CGPJ no tiene cabida porque, ha argumentado, en un Estado de Derecho y una «democracia plena» como la española «ni los jueces pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos». Unas afirmaciones que chocan con las propias advertencias de la Unión Europea y la Constitución, como ha avisado el líder ‘popular’, Pablo Casado, quien ha pedido la inmediata destitución de Bolaños.

La iniciativa que se debatirá en el Congreso, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, es rotunda al condenar los ataques del Gobierno socialcomunista a los jueces. «El principio de separación de poderes es consustancial al Estado democrático de derecho que es España y se configura como un sistema de contrapesos, de equilibrio, para evitar la concentración en uno de ellos y proscribir la posibilidad de cualquier forma de gobierno totalitario», censuran los ‘populares’.

«Pulsiones totalitarias»

En el texto, reprochan que «en su afán totalitario de controlar y someter a los órganos del Poder Judicial, Pedro Sánchez y sus socios comunistas e independentistas buscan desprestigiar tanto al órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial, como a los miembros que integran las distintas instancias jurisdiccionales, en la convicción de que situar en ellos a personas afines a su ideología propiciaría resoluciones acordes con sus pulsiones totalitarias y sus pactos con quienes quieren romper la unidad de España».

El partido de Pablo Casado recuerda que «el principal objetivo a batir», por el Ejecutivo, «es el Poder Judicial en su conjunto, a todos los niveles, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Supremo, Tribunal de Cuentas y Tribunal Constitucional», y «por ello resulta deleznable contemplar cómo miembros del Gobierno, algunos de ellos provenientes de la magistratura, se lanzan a atacar con verdadero ensañamiento y sin ningún rubor, las resoluciones judiciales que no les gustan o no sirven a sus intereses».

En este sentido, destacan las críticas al Tribunal Supremo por oponerse a los indultos a los condenados por el referéndum ilegal, cuando desde el Gobierno se criticó que el Alto Tribunal buscaba «venganza y no Justicia». También señalan el «acoso sin precedentes» contra el Tribunal Constitucional tras declarar ilegal el primer estado de alarma «hasta el punto de que el propio tribunal tuvo que salir al paso sorprendido de que un partido presuntamente constitucionalista como el PSOE actuara como ‘partido antisistema’».

«Regímenes dictatoriales»

Los ‘populares’ avisan además que «los ministros comunistas no se quedan al margen, bien al contrario». Recuerdan, por ejemplo, cuando Irene Montero «en relación con la sentencia que condenaba a una mujer por la sustracción de sus dos hijos menores, la calificó de ‘un claro ejemplo de maltrato institucional y judicial’». Igualmente, señalan las críticas del ya ex vicepresidente Pablo Iglesias por la condena a Isa Serra por atacar a la Policía. «Me invade una enorme sensación de injusticia», criticó Iglesias.

«Ese tono desafiante de todo el Ejecutivo contra los tribunales es muy grave y exige que cesen en esa deriva·», destacan desde el PP, donde hablan de «una injerencia intolerable en el Estado de derecho que sólo tiene parangón con los regímenes dictatoriales». El debate buscará que el Congreso inste «al Gobierno a respetar la separación de poderes, la independencia de los jueces y tribunales y, asimismo, a respetar y acatar las resoluciones judiciales que emanan de todos los órganos jurisdiccionales y singularmente, las sentencias del máximo intérprete de la Constitución, el Tribunal Constitucional». Previsiblemente, contará con el rechazo de PSOE y Podemos.

El PP ha vuelto a reiterar esta semana que no aceptará una renovación del CGPJ que no se haga cambiando las reglas y permitiendo que los doce vocales de la carrera judicial sean elegidos por los jueces y magistrados.  «Abandonen toda esperanza», recalcó Casado en un acto en Barcelona, este miércoles.

Lo último en España

Últimas noticias