Escándalo en Podemos

Podemos guarda el dinero de su ‘caja B’ en la entidad que concedió a Iglesias la hipoteca del casoplón

Podemos caja de ingenieros
  • Raquel Tejero y Teresa Gómez

Podemos guarda en la Caja de Ingenieros el dinero de su investigada ‘caja B’. Se trata de la entidad financiera que concedió, en condiciones ventajosas, la hipoteca a Pablo Iglesias e Irene Montero para la compra de su famoso casoplón de Galapagar. Esta nueva información sale a la luz gracias a una denuncia de la ex senadora de Podemos Celia Cánovas, que ha pedido investigar el destino de las donaciones de los miembros del partido, al que acusa de usarlas para el blanqueo de capitales.

En agosto del 2018, Podemos reclamó a Cánovas un aumento en el importe de su donación para que estuviera equiparada a la exigencia del excedente de tres salarios mínimos (norma por la que se regían hasta ese año las donaciones de los cargos públicos de Podemos). La por entonces senadora había pactado donar 1.000 euros mensuales y se negó a que la cantidad fuese mayor. Además, exigió ser ella la que hiciese el ingreso del dinero, ya que, tal y como puede leerse en la denuncia, «Podemos dejó de girar recibos» a su cuenta «para intentar poner en evidencia el incumplimiento» de Cánovas.

Finalmente, el partido cedió a la pretensión de su senadora y le comunicó la cuenta en la que tenía que hacer el ingreso. La entidad, tal y como puede comprobarse en el documento al que ha tenido acceso OKDIARIO, era la Caja de Ingenieros.

Podemos guarda el dinero de su ‘caja B’ en la entidad que concedió a Iglesias la hipoteca del casoplón
Carta de Podemos a Celia Cánovas

La compra del casoplón de Iglesias y Montero dejó varios interrogantes. Uno de ellos era el porqué la Caja de Ingenieros concedió condiciones especialmente ventajosas a los líderes de Podemos.

Tal y como comprobó OKDIARIO, el propio simulador empleado por la Caja de Ingenieros no aceptaba un crédito como el que otorgó para la compra del casoplón. Al introducir los datos comunicados por Pablo Iglesias como descripción del crédito, la respuesta era simple: no puede ser concedido porque «el importe de la hipoteca no puede superar el 80% del valor del inmueble», tal y como señalaba expresamente y en rojo una alerta del simulador.

Es más, para pagar la cuota mensual que describió el propio Iglesias, el tipo de interés debería rondar el Euribor más 0,5%. Y ese tipo no era habitual. Al revés, estaba reservado para operaciones de clientes vip o muy selectos.

La caja del independentismo

La Caja de Ingenieros está también fuertemente vinculada al separatismo radical catalán. La gestión de los fondos para gastos de los protagonistas del golpe de Estado quedó explicitada en el pago de la fianza para que la ex presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, eludiera la prisión. El cheque con los 150.000 euros impuestos de fianza salieron de la propia Caja de Ingenieros. La misma ANC la publicitó entre los independentistas como una de las entidades a la que hacer donativos.

‘Caja B’ de Podemos

José Manuel Calvente, ex jefe del equipo jurídico de Podemos, declaró como testigo el pasado 29 de julio, durante tres horas por videoconferencia desde Barcelona, ante el juez que investiga su denuncia y ratificó que la formación morada tenía una ‘caja B’ y pagaba sobresueldos.

El abogado purgado enumeró «una a una» las irregularidades expuestas en la denuncia presentada ante la Guardia Civil, que ha dado lugar a la apertura de esta investigación judicial contra Podemos. En la misma hablaba de la existencia de una autodenominada «Caja de Solidaridad» que estaba siendo utilizada como una ‘caja B’ del partido para ocultar gastos opacos.

Esta caja fue creada en 2018 a iniciativa de Rafael Mayoral, secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos. Los fondos económicos de la misma procedían de las donaciones mensuales de cargos públicos estatales del partido. Por tanto, según su Reglamento, este dinero debía destinarse a «donaciones a colectivos, entidades, procesos litigiosos o cajas de resistencia de colectivos en movilización y o huelga que pueda haber abiertas».

Sin embargo, José Manuel Calvente detectó irregularidades al observar que esta supuesta «Caja de Solidaridad» estaba siendo utilizada por Rafael Mayoral para realizar donaciones de forma indiscriminada y sin control legal alguno sobre los destinatarios, a supuestas entidades opacas y sin identificar. Entre estas entidades se encontraba una supuesta asociación denominada #404 Comunicación Popular que no está registrada.

Blanqueo de capitales

La ex senadora de Podemos Celia Cánovas ha presentado una denuncia contra el que fuera su partido por un presunto delito de blanqueo de capitales relacionados con la gestión de la ‘caja B’.

Abogada de profesión, Cánovas asegura en la denuncia adelantada por Libertad Digital, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, que existe una diferencia de 2.000 euros entre lo que ella donó a Podemos y lo que la formación le remitió en una certificación.

Según los hechos que se relatan en la denuncia, la «señora Cánovas efectuó en el mes de enero de 2018 dos transferencias, por un monto total de 3.000 euros, sin que hiciese ninguna otra donación más ese año». Sin embargo, el año siguiente «recibió un certificado emitido por Don Daniel de Frutos -tesorero de Podemos- (…) en el que se hace constar que realizó una aportación cineraria de 5.000 euros». Esta incongruencia de importes hace sospechar a la senadora de un supuesto delito de blanqueo de capitales.

Lo último en España

Últimas noticias