Podemos dice que Vox se apropia de la bandera pero Iglesias la oculta en sus actos: «No puedo decir España»

Ver vídeo

Tras el éxito de la manifestación celebrada por Vox el sábado, Podemos ha actualizado su discurso: sostiene que el partido de Santiago Abascal se ha «apropiado» de la bandera española, lo que impide que buena parte de los ciudadanos se identifiquen con este símbolo. Antes, la izquierda usó la misma acusación contra el PP, Ciudadanos (Cs) y UPyD. Los tres, partidos de ultra-extrema-derecha.

Pero Podemos rechaza la bandera española desde mucho antes de que Vox existiera. Como muestra la galería que acompaña a esta noticia, los actos de Pablo Iglesias están repletos de banderas republicanas, ikurriñas, banderas andalucistas, soviéticas, la de arco iris, retratos de criminales como el Che Guevara y alguna estelada independentista. Pero jamás una bandera española.

No es casual. El propio Pablo Iglesias lo explicó en un acto celebrado en la Universidad de La Coruña en septiembre de 2013, antes de fundar Podemos: «La identidad España para la izquierda, una vez terminó la Guerra civil, está perdida. No sirve para hacer política en Cataluña, en Galicia y en el País Vasco. Es un agregador con el gana la derecha».

«Cada vez que voy a los medios de comunicación», añadió, «hago contorsionismo para decir: ‘Esos patriotas de pulserita roja y gualda que venden la soberanía a Bruselas, ser patriota es defender los servicios públicos y los derechos sociales…’. Pero yo no puedo decir España. Yo no puedo utilizar la bandera rojigualda. No hay nada que hacer, perdimos la guerra».

«Ya quisiera yo tener una nación»

Lo explicó con palabras similares en otro acto, en el que mostró su admiración por la estrategia de Bildu: «La izquierda abertzale es la que mejor comunica en todo el Estado (…)  La imaginería nacionalista es un regalo cuando haces política. Ya quisiera yo tener una nación. Cuando nos encargaron un vídeo para Izquierda Unida Andalucía, la propuesta que les hacíamos era: En España como perdimos la Guerra Civil no podemos utilizar la identidad España. Pero aquí sí tenéis una nación que la izquierda puede utilizar. Podemos identificar lo andaluz con la dignidad, con la pobreza, con el orgullo de ser andaluces contra los ricos (…) Esto es marketing político».

Es decir, los votantes de Podemos pueden envolverse en la ikurriña o en la bandera andaluza (siempre que identifique a Andalucía con «la pobreza», según Pablo Iglesias), pero no puede decir la palabra España, ni enarbolar la bandera española «porque perdimos la Guerra Civil». El problema no es Vox.

No es simple palabrería dirigida a sus seguidores, lo demuestra en todos sus actos. Pablo Iglesias celebró en abril de 2019 un acto electoral en el Aula Magna de la Universidad de Málaga. En el escenario estaban colocadas la bandera española, la de Andalucía, la de la Unión Europea y la de la provincia. Antes de que comenzara el acto, Podemos se encargó de retirar la bandera española y sólo dejó las otras tres, como muestran las siguientes fotos:

Pablo Iglesias
El mitin electoral de Podemos en la Universidad de Málaga sin la bandera de España (izquierda), y la sala de actos de la universidad con la enseña nacional (derecha).

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero se han fotografiado con la bandera soviética, con la tricolor republicana, con la del régimen chavista o con la LGTBI. Estos mismos símbolos abundan en cualquier acto organizado con Podemos. Mucho más difícil es ver una bandera española en sus actos. Nadie se la ha arrebatado, renunciaron a usarla hace mucho tiempo.

comunismo
Pablo Iglesias posando con la bandera de la URSS durante un concierto.

Juan Carlos Monedero
Juan Carlos Monedero participa en un homenaje a Hugo Chávez.

LGTBI
Pablo Iglesias con la bandera LGTBI

bandera-2-iglesias
Pablo Iglesias saluda a la grada de Vistalegre II rodeado de una ikurriña y una bandera republicana (OKD).

Los usuarios de las redes sociales se han dedicado a buscar alguna bandera española en los actos organizados por Podemos. Aún no la han encontado:

El podemita Gerardo Pisarello se enfrentó en septiembre de 2015 con el edil del PP Alberto Fernández Díaz, al que arrancó de las manos la bandera española para impedir que la colgara en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona. Pablo Iglesias ha colocado ahora en la Mesa del Congreso de los Diputados a Pisarello, que nunca ha ocultado su apoyo a los independentistas catalanes. Una de sus primeras decisiones ha sido retirar la bandera española de su despacho en el Congreso.

Sin olvidar a la diputada podemita Àngels Martínez, que durante el golpe de Estado dado  por los independentistas, se encargó de retirar, una por una, las banderas españolas que los diputados del PP habían colocado en sus escaños del Parlament. El espectáculo fue tan bochornoso que a Pablo Iglesias no le quedó más remedio que expulsarla del partido.

 

Lo último en España

Últimas noticias