Detención de Pablo Hasél

Podemos brama por la detención del rapero Hasél que ensalza a ETA

Podemos Hasél
El rapero Pablo Hasél, a la izquierda, exhibiendo una bandera comunista con el rostro de Lenin.

Podemos brama contra la detención de Pablo Hasél, el rapero condenado a 9 meses y un día de prisión por enaltecimiento del terrorismo de ETA e injurias a la Corona. La formación de Pablo Iglesias le defiende de nuevo a pesar de su largo historial de condenas.

«El rapero Pablo Hasel está siendo detenido. Todos aquellos que presumen de esta ‘plena normalidad democrática’ y se consideran progresistas, deberían sentir vergüenza. ¿Se taparán los ojos? No hay progreso si nos negamos a reconocer los déficits democráticos actuales», ha señalado la cuenta oficial de Podemos en Twitter para ensalzar al rapero condenado.

La semana pasada, Pablo Iglesias aseguró que en España «no hay plena normalidad democrática» debido a que los golpistas condenados por sedición y malversación por el 1-O se encuentran en la cárcel. «No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando los líderes de los dos partidos que gobiernan Cataluña, uno está en prisión (Oriol Junqueras, de ERC) y otro en Bruselas [en referencia a Puigdemont]», señaló el vicepresidente en plena campaña electoral por las elecciones autonómicas catalanas del 14-F.

Ahora su formación aprovecha cualquier ocasión para defender las declaraciones de su líder, aunque sea para defender a condenados por ensalzar a la banda terrorista ETA como es el caso de Pablo Hásel.

«A prisión por rapear»

Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso, ha defendido a Pablo Hasél y ha asegurado que ha sido arrestado por «twittear e insultar a la corona», pasando por alto que ha su condena ha sido por enaltecimiento del terrorismo. «La semana pasada, Pablo Iglesias, vicepresidente de España, dijo que en nuestro país no existe una plena normalidad democrática. Fue ferozmente atacado por políticos y medios de comunicación de derecha pero también supuestamente progresistas. Hoy arrestan a un rapero acusado de twittear e insultar a la corona», ha asegurado en un mensaje escrito en inglés en las redes sociales.

Isabel Serra, portavoz nacional de Podemos, considera que Hasél va «a prisión por rapear», al tiempo que ha arremetido contra Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y otros ex dirigentes políticos como Mariano Rajoy, Cristina Cifuentes y Rodrigo Rato.

Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario de Podemos en el Congreso, ha señalado en las redes sociales que la detención de Hasél «no es normalidad democrática». «Vamos a hacer todo lo posible para corregir esta injusticia», ha agregado.

Enrique Santiago, diputado de Podemos y secretario general del PCE, ha defendido al rapero al considerar su detención una «grave anomalía democrática que tiene escandalizada a toda Europa».

Otro que ha defendido a Hásel ha sido Alberto Garzón, ministro de Consumo y líder de IU, el socio electoral de Podemos. «Hoy un cantante será detenido y llevado a la cárcel tras ser condenado por unos tuits. Estamos ante un síntoma de déficits democráticos graves. Y quienes lo niegan hacen flaco favor a lo que sí funciona bien de la democracia española, que es mucho también», ha escrito en su cuenta de Twitter pero sin mencionar las verdaderas condenas del rapero.

Las condenas de Hasél

El pasado mes de mayo Pablo Hasél fue condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. Esta última condena ha provocado este martes su ingreso en prisión después de que los Mossos le hayan detenido en la Universidad de Lérida, lugar donde se había atrincherado con la ayuda de varios de sus seguidores. Pero Pablo Rivadulla Duro, su nombre real, ha sido condenado hasta en cuatro ocasiones por diversos delitos.

Entre 2014 y 2016 publicó 64 mensajes en Twitter en los que dio muestras de su odio hacia la Policía Nacional y la Guardia Civil, además de ensalzar la violencia de la banda terrorista ETA o el grupo terrorista GRAPO. «Las manifestaciones son necesarias, pero no suficientes, apoyemos a quienes han ido más allá», escribió en marzo de 2016 junto a una fotografía de Victoria Gómez, miembro de los GRAPO. En enero de 2016 le llegó a imputar varios delitos al Rey Felipe VI y al Rey Emérito Juan Carlos I. «Los amigos del reino español bombardeando hospitales, mientras Juan Carlos se va de putas con ellos», escribió por aquel entonces.

En 2015 ya fue también condenado por los mismos delitos que le han llevado a la cárcel, aunque en aquella ocasión no fue a prisión al no tener antecedentes penales. En 2016 fue condenado por el el Juzgado de lo Penal número uno de Lérida a seis meses de prisión por un delito de lesiones. Pablo Hasél, según recogió la sentencia, agredió a un periodista de TV3 en una rueda de prensa celebrada en el Rectorado de la Universidad de Lérida, ocupado por estudiantes. El rapero empujón, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista, tal y como consta en la resolución. También se le condenó a pagar 12.150 euros a la víctima como indemnización.

A esta sentencia se le unió días después otra que dictó un juzgado de Lérida. En esta ocasión se le impuso dos años y medio de prisión y el pago de una multa de 2.400 euros. ¿La razón? La agresión a un hombre que había declarado como testigo en un juicio por el que resultó absuelto un agente de la Guardia Urbana de Lérida. Este agente fue acusado de agredir a un menor amigo del músico. Estas dos últimas condenas fueron recurridas por la defensa del rapero y la justicia todavía no ha resuelto estos recursos.

Pablo Hasél cuenta con otro frente judicial abierto al estar investigado por participar presuntamente en el intento de asalto a la subdelegación del Gobierno de Lérida el 25 de marzo de 2018. Este intento de asalto se produjo para protestar contra el arresto en Alemania de Carles Puigdemont, el ex presidente de la Generalitat actualmente fugado en Bélgica de la justicia española por el 1-O.

Lo último en España

Últimas noticias