PDeCAT y ERC exigirán a Sánchez el indulto a los golpistas para apoyarle tras el 28-A

El mensaje de los separatistas ya ha llegado a los socialistas y, de hecho, es uno de los factores que ha motivado el último alarde de Miquel Iceta

Pedro Sánchez oculta el estado de sus negociaciones con los separatistas. Y es que su gobernabilidad pasa, según todas las encuestas, por una alianza con los mismos que le apoyaron en la moción de censura contra Mariano Rajoy: Y PDeCAT y ERC -dos de los partidos clave en el ascenso de Sánchez a la Presidencia- ya han hecho llegar a La Moncloa que están de acuerdo en un pacto posterior a las elecciones generales, pero a cambio de un elevado precio: el indulto a los presos golpistas del 1-O tras el 28-A.

El mensaje de los separatistas ya ha llegado a los socialistas. Y, de hecho, es uno de los factores que ha motivado el último alarde de Miquel Iceta. El líder de los socialistas catalanes ha revolucionado al propio PSOE la semana pasada tras afirmar que si en Cataluña se respaldaba por un 65% un referéndum de autodeterminación, el Gobierno central tendría que aceptar ese resultado.

La afirmación fue automáticamente matizada por José Luis Ábalos desde las propias filas socialistas. Pero la frase, publicada en una entrevista en el diario Berria, y la gravedad del fondo de la afirmación del líder de los socialistas catalanes evidentemente no podía ser improvisada. “Si el 65% de los ciudadanos quiere la independencia, la democracia debe encontrar un mecanismo para habilitarla”, señalaba el primer secretario del PSC en esa entrevista.

El trasfondo de esa frase es clave. Se trató de un mensaje a los partidos separatistas. Un primer avance de lo que está dispuesto a aceptar el PSOE para volver a pactar con ERC y PDeCAT ante la evidencia de un acercamiento. Y ante las fuertes exigencias de los separatistas. Porque lo cierto es que estos dos partidos ya han filtrado al equipo de Pedro Sánchez sus reclamaciones estrella. Y no sólo abarcan la autodeterminación y la posibilidad de realizar un referéndum de ruptura con España a todas luces inconstitucional. Además quieren el indulto para sus presos golpistas.

Hay que recordar que la máxima cúpula de ambos partidos se encuentra en estos momentos en un juicio del que, con toda probabilidad, saldrán condenados: tanto los que están en estos momentos en el banquillo de los acusados con cargos por rebelión, sedición o malversación, como los que se encuentran fugados para esquivar la prisión y antes o después tendrán que pasar por una corte de Justicia española si es que alguna vez quieren regresar del extranjero.

Iceta era el adecuado para mostrar entendimiento por muchos motivos. El primero, que ha sido desde siempre el encargado de realizar los acercamientos a los separatistas.

El segundo, porque el primer secretario del PSC ya ha plasmado en un documento -Catalunya 2019- su respaldo -compartido con el del PSOE en bloque- a la fractura del Consejo General del Poder Judicial para entregar esta potestad a la Administración catalana. Y hay que recordar que, de materializarse esta cesión, los jueces de vigilancia penitenciaria en esta región pasarían a depender de Cataluña. Y esos jueces son los que deciden en última instancia los beneficios penitenciarios, regímenes abiertos, libertad condicional, etc.

Y tercero, y aún más evidente, porque fue el propio Iceta el que ya lanzó el debate de aceptar un indulto para los golpistas.

Por eso Iceta lanzó esa frase. Porque el acercamiento para un nuevo Gobierno de Sánchez con los separatistas ya está en marcha. Y porque ERC y PDeCAT ya no quieren perder el tiempo en negociaciones con relatores y demoras: quieren el indulto de sus cúpulas y así lo han trasladado al equipo del presidente.

Lo último en España

Últimas noticias