Feijóo reprueba al Gobierno: «¿Cómo es posible que nos impida medidas para atajar la pandemia?»

Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante una rueda de prensa. (EFE)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha tachado este jueves de «irresponsable» al Gobierno por el «error» de no dejar a las comunidades autónomas ampliar el toque de queda, una decisión por la que ya se están «pagando las consecuencias», ha dicho.

Tras la reunión semanal del Gobierno gallego, además, el titular de la Xunta ha destacado que los datos muestran que la evolución en Galicia es mala y está «empeorando», por lo que no ha descartado que en los próximos días se amplíen las medidas más restrictivas, ya vigentes en tres municipios, «a buena parte» de la comunidad.

Galicia ha batido este jueves un nuevo récord de contagios diarios, con 1.727, y de casos activos, 16.030, con la presión hospitalaria en ascenso y cerca ya de lo peor de la primera ola, a principios del mes de abril.

Respecto a la negativa del Gobierno a ampliar el toque de queda, Núñez Feijóo ha mostrado su «sorpresa y frustración» y ha lamentado que el Ejecutivo «impide -a las autonomías- usar las herramientas necesarias para luchar contra la pandemia».

«Es un error, desde el punto de vista de la nación y del Sistema Nacional de Salud y estamos pagando las consecuencias de la falta de rigor del Gobierno; no por la gestión de la pandemia, que de eso ya han dimitido, sino por no confiar en las autoridades delegadas, (las comunidades), ya que tenemos las responsabilidades porque el Gobierno se declaró irresponsable», ha incidido.

Las cifras de contagio de Covid son malas en todas las regiones. En Galicia, por ejemplo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado que «probablemente» en los próximos días se endurecerán las restricciones en Galicia dada la evolución epidemiológica de la pandemia de Covid, ya que «todos los datos» -tanto en lo que respecta al incremento de contagios como a la presión asistencial en planta hospitalaria y UCI- son «malos». «Malos sin ningún tipo de condición ni de matiz», ha apostillado.

En su intervención, en la que ha apelado a la responsabilidad y a cumplir las normas, Núñez Feijóo ha defendido que las medidas de la Xunta no pretenden «incomodar» sino que sólo buscan «salvar vidas». Y es que, según sus cálculos, el impacto de esta tercera ola será más duro que el de la segunda y, «seguro», será también «superior en número de hospitalizaciones en planta y en UCI» a la primera.

Sobre la vacuna, aunque ha esgrimido que cuando se avance en la inmunización bajará la mortalidad, ha advertido de que las dosis son «insuficientes» y lo serán en los próximos meses, por lo que la población debe «hacer un esfuerzo» y actuar con responsabilidad.

Asimismo, ha ratificado que en Galicia no hay problema con las jeringuillas y, «con carácter general, generalísimo incluso», en la Comunidad se sacan seis dosis de cada vial de la vacuna de Pfizer.

Intensificar las medidas

Por parte de la Xunta, ha advertido que dado la situación epidemiológica «empeora», no va a «dudar» en ampliar e «intensificar» las restricciones si es preciso.

Así, ha recordado los pasos dados esta semana subiendo el grado de alerta en numerosas localidades (un total de 115 municipios gallegos están sometidos a restricciones máximas) e incluso cerrando hostelería y actividades no esenciales en tres municipios –Arteixo, Viveiro y Xinzo de Limia–, con unos datos especialmente «preocupantes» y en «nivel extremo» de alerta.

A renglón seguido ha ratificado que, aunque no se «improvisarán» decisiones y los expertos del comité clínico harán las recomendaciones que consideren, «no se puede descartar» ampliar el endurecimiento de medidas «a buena parte de Galicia» y que el «nivel extremo» de las restricciones -el de Arteixo, Viveiro y Xinzo- llegue a donde lo justifiquen los criterios del protocolo.

El confinamiento total, la última opción

Por otra parte, se mantiene en que hay que «tratar de evitar» el confinamiento general de la población. A su modo de ver esta debe ser «la última decisión» cuando «no quede ninguna más» por tomar y, «si se cumplen las normas», no será preciso hacerlo.

Núñez Feijóo ha defendido que, aunque el impacto de la tercera ola será duro, a diferencia de lo que ocurrió en la primera se «puede controlar mejor», ya que hay más pruebas de diagnóstico y también más capacidad para la atención hospitalaria y en UCI en todas las comunidades.

Lo último en España

Últimas noticias