MANIFESTACIÓN ANTI-AYUSO

Un nuevo vídeo demuestra que la carga de la Policía en Vallecas se inició tras la agresión a un agente

El vídeo muestra cómo el policía que comenzó la carga es golpeado en el casco por un manifestante

Un nuevo vídeo difundido en redes sociales demuestra que la carga policial del jueves en Vallecas, en la manifestación contra Isabel Díaz Ayuso frente a la Asamblea de Madrid, se inició tras la agresión a un agente. En el vídeo, reproducido por el sindicato JUPOL, puede verse que el policía que inicia la carga es golpeado en su casco, previamente, por un manifestante cuya mano aparece desde la segunda línea.

Es una nueva perspectiva del inicio de los incidentes. En los vídeos que se han visto hasta ahora no se observaba el detalle de lo que ocurre, a pocos centímetros, entre policías y manifestantes. Este nuevo vídeo explica el inicio de la acción policial, aunque las provocaciones e insultos a los agentes a pocos centímetros de sus caras y la actitud violenta de los ultras llevaba ya rato produciéndose.

Como ya informó OKDIARIO, los manifestantes anti-Ayuso que se concentraron en Vallecas pretendían asaltar la Asamblea de Madrid. Es lo que creen las fuentes policiales consultadas. Fuentes de la Delegación del Gobierno corroboran que «los policías vieron que los manifestantes se acercaban a la valla del parlamento regional y pensaron que iban a saltarla. Hubo que actuar para alejarlos». Su actitud era -según las mismas fuentes oficiales- «violenta y provocativa» en el cara a cara con los agentes, a pocos centímetros de ellos, aunque en los vídeos difundidos hasta ahora no se aprecia con el griterío.

Es, en este punto, donde observando despacio y con detalle la acción del primer policía, se ve que recibe claramente un golpe en su casco. Es el vídeo a modo de «sin fin» que ha difundido JUPOL. El sindicato mayoritario de la Policía Nacional, integrado en la plataforma JUSAPOL, señala el «momento exacto donde los manifestantes agreden al cordón policial» que protegía la Asamblea de Madrid.

Lo que hace el manifestante que golpea al agente es un delito de atentado contra la autoridad tipificado en el Código Penal. El artículo 550 establece: «Son reos de atentado los que agredieren o, con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas».

Las fuentes de la Delegación del Gobierno consultadas aseguran que, antes de la carga policial en Vallecas, los manifestantes de extrema izquierda ya habían lanzado a los agentes «piedras, adoquines, latas llenas y mobiliario urbano». Los policías llevaban un rato pidiéndoles que no cortaran la calle y que se alejaran del perímetro de seguridad de la Asamblea. En las imágenes tomadas desde el lado policial, cuando ya se ha iniciado la carga, se ve y se escuchan caer sobre policías y periodistas objetos contundentes y adoquines.

Por las redes sociales de extrema izquierda circulan ya vídeos que pretenden acusar a los agentes de «brutalidad», incluyendo uno de un policía golpeando con su casco a un detenido. Es el individuo que, en todas las imágenes difundidas, se muestra tan violento que sólo puede ser reducido en el suelo por varios policías a la vez. Luego, con detalle, puede verse que, antes del cabezazo con el casco (acción que se investiga), el manifestante -que es corpulento- se dirige a su cara, le dice algo y pisa con fuerza al policía que lo lleva esposado.

Fuentes de la Delegación del Gobierno destacaron, en las horas siguientes a los incidentes en Vallecas, la violencia de los concentrados recordando que hubo cuatro policías heridos. «Les patearon incluso la cabeza -destacan las fuentes oficiales- mientras practicaban las detenciones».

La maniobra de detención, por llamativa que sea, es correcta, dicen fuentes policiales. Poner la rodilla en la espalda del detenido, estando en el suelo, es algo que se entrena para reducirlo sin causarle daños. «Saben hacerlo. Lo que no es normal es que peguen a los policías de esa manera». En las imágenes se ve que los policías que practican las detenciones en Vallecas tienen poca cobertura de compañeros alrededor, lo que permite a los ultras acercarse y agredirles.

A priori y a la vista de las imágenes, fuentes policiales creen que pudo haber un «despliegue insuficiente e imprevisión» por parte del Delegado del Gobierno, José Manuel Franco. Las fuentes consultadas plantean por qué no se perimetró la Asamblea y por qué no hubo, desde el principio, unidades de la UIP en Vallecas, como ocurre cuando hay manifestaciones cerca del Congreso de los Diputados.

La manifestación contra a Ayuso se había convocado en el Centro de Salud «Ángela Uriarte», que está justo enfrente del parlamento regional. Algunos de los manifestantes cruzaron la plaza y se situaron en la avenida Pablo Neruda frente al edificio oficial. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han reconocido que no estaba previsto que lo hicieran.

En ese momento el despliegue de la policía en la Asamblea se limitaba a los GOR de Seguridad Ciudadana. Por eso, se ve en las imágenes a muchos policías que no llevan casco frente a estos grupos violentos. Tan solo su gorra reglamentaria. El número de manifestantes fue yendo a más y fue superando al de policías. «Cuando ciertos elementos -dicen fuentes oficiales- se mostraron más agresivos e iban acercándose a la valla de la Asamblea, se pidieron los refuerzos de las UIP».

Marlaska calla

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado este sábado todo su apoyo a los agentes que fueron pateados en Vallecas, incluso en la cabeza, por algunos de los ultras. «Están apoyados políticamente al más alto nivel», ha dicho la presidenta madrileña. Ayuso ha agradecido la labor de la Policía. «Son profesionales -ha afirmado- que siempre arriesgarán su seguridad en cumplimiento del deber y por todos los ciudadanos, empezando por los barrios más humildes».

Todos los sindicatos policiales también han expresado su solidaridad a los agentes desplegados en la Asamblea. JUPOL, que ahora difunde este nuevo vídeo, ha exigido que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, condene las agresiones a los policías y les respalde. Casi tres días después de los incidentes en Vallecas, el ministro del Interior guarda silencio.

Lo último en España

Últimas noticias