Crisis del coronavirus

Irene Montero se salta el minuto de silencio en su Ministerio sin compromiso alguno en su agenda

Frente al Ministerio de Igualdad, sin la presencia de Montero, la ministra de Educación sí ha presidido el minuto de silencio

Coronavirus: última hora en directo del Covid-19 y las fases de la desescalada

Imagen muy distinta a un lado y otro de la calle Alcalá de Madrid. Mientras en el número 34 de esta céntrica calle madrileña la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, presidía el minuto de silencio por las víctimas del coronavirus junto a unas treinta personas, en el número 37, justo enfrente, en el Ministerio de Igualdad, Irene Montero dejaba solos a algunos funcionarios y colaboradores -apenas nueve- en el homenaje a los fallecidos. Entre los presentes ningún colaborador cercano de la ministra ni alto cargo de primer orden del departamento.

La número dos de Podemos no ha estado presente ni en el minuto de silencio de su Ministerio, ni en el del Palacio de La Moncloa, donde sí estaban Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Arancha González Laya, ni en el Congreso de los Diputados, donde sí estaba su compañero Pablo Iglesias. La ministra de Igualdad, a esa hora, tampoco tenía ningún acto oficial, tal como se puede comprobar en la agenda oficial del Gobierno.

A las doce estaba convocado un minuto de silencio frente a todas las instituciones de España tras entrar en vigor el decreto del luto oficial por un período de diez días. Precisamente, a este luto se refería la ministra Montero en la medianoche en su cuenta personal de Twitter. En una publicación en la red social del pájaro, pocos minutos después de que Iglesias recomendase una serie de televisión, Irene Montero escribía que «desde hoy y durante 10 días decretamos el luto oficial para recordar y honrar a todas las personas que han fallecido durante estos meses difíciles y para acompañar a sus familias y amistades. El mayor de los abrazos para quienes habéis perdido a un ser querido».

El luto más largo

España se encuentra desde esta medianoche en luto oficial al entrar en vigor el real decreto por el que el Gobierno establece diez jornadas en memoria de las 27.117 personas fallecidas durante la pandemia, el período de duelo más largo que ha habido en democracia.

La bandera nacional pasa a ondear ininterrumpidamente a media asta en el exterior todos los edificios públicos, buques de la Armada y representaciones y misiones en el extranjero, y en el interior va a lucir un crespón negro.

Nunca en democracia se había decretado luto nacional durante un periodo de tiempo tan largo.

Cuando fallecieron los padres del rey Juan Carlos, don Juan y doña María de las Mercedes, fueron siete los días de duelo, mientras que con los atentados del 11M y los de Barcelona, el accidente de Spanair y la muerte de los expresidentes Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo se establecieron tres.

Lo último en España

Últimas noticias